Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


El fortalecimiento imprevisto del euro desbarata el carry trade

Bloomberg | Martes 19 mayo, 2015



El fortalecimiento imprevisto del euro desbarata el carry trade

Se suponía que sería muy fácil. Tomar crédito en euros en momentos en que el Banco Central Europeo mantenía las tasas de interés cerca de cero y usar los fondos para invertir en economías donde las tasas eran más altas, con lo cual la diferencia embolsada suponía enormes ganancias.
Durante un tiempo funcionó, hasta hace alrededor de un mes, cuando los mercados globales empezaron a distorsionarse y el euro, en lugar de debilitarse como pronosticaba la mayor de los analistas que consultó Blooomberg, comenzó a fortalecerse. Los inversores que adoptaron la estrategia carry han tenido pérdidas de 3,5% desde fines de marzo, según un índice de UBS Group AG.
“No funciona”, dijo Neil Jones, jefe de ventas de fondos de cobertura de Mizuho Bank Ltd. en Londres. “Ese negocio volverá a ser rentable, pero no todavía. En este momento, está congelado.”
En muchos sentidos, el inesperado resultado constituye un reflejo de la economía en general. Surgen indicios de que la zona del euro podría no estar en tan mala situación como se pronosticó, y de que no es probable que haya deflación.
Al mismo tiempo, el dólar ha bajado en el contexto de datos estadounidenses peores que lo estimado, lo que oscureció las perspectivas de un inminente aumento de la tasa por parte de la Reserva Federal.
Lo que ha desbaratado la estrategia es la inesperada recuperación del euro. En un carry trade clásico, los especuladores toman crédito en una moneda que estiman se depreciará o permanecerá sin cambios a los efectos de asegurarse los costos crediticios más bajos.
La moneda común se ha fortalecido 2,9% en el último mes, según los Índices Ponderados por Correlación de Bloomberg, lo que obliga a los especuladores a eliminar inversiones no rentables.
A $1,13, el euro está por encima de todos los pronósticos excepto uno entre las 98 estimaciones de una encuesta de Bloomberg. La mediana de las estimaciones ubica la moneda común en los $1,08.
Algo que contribuyó a impulsar la reversión de la relación euro-dólar fue una serie de datos peores que los esperados en los Estados Unidos, lo que redujo las especulaciones de que la Fed se disponga a bajar las tasas de interés.
Al mismo tiempo, el fin de las expectativas deflacionarias en Europa ha impulsado los rendimientos de los bonos alemanes, lo cual los hace más atractivos en un plano relativo y se lo resta a los bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

Bloomberg