Enviar
El banquero de los pobres finalizó su primera visita por Costa Rica, donde instó al Gobierno y a la empresa privada a apuntar hacia el beneficio social
"El dinero no lo es todo"

Carlos Jesús Mora
[email protected]  

La visita de Mohammad Yunus, premio Nobel de la Paz 2006, a Costa Rica tuvo como propósito instar al Gobierno y a la empresa privada a apuntar hacia el beneficio social.
El bangladesí de 66 años finalizó ayer su primera visita al país con un último discurso de cómo erradicar la pobreza del mundo a través de microcréditos que beneficien a las poblaciones más desfavorecidas y a las mujeres.
Desde la óptica de Yunus, en los países en vías de desarrollo se necesita que los gobiernos, entidades financieras y las empresas privadas cambien su manera de ver los negocios y los dirijan hacia una política que busque el beneficio social y la inclusión de todas las personas.
“El dinero no lo es todo, podemos brindar muchos créditos y muchas facilidades de pago para quienes los obtengan, pero de nada sirve si no hay políticas en nuestra sociedad que promuevan la equidad”, dijo Yunus.
Durante su estadía en el país Yunus hizo un llamado para que la población “más acomodada y el Gobierno se solidaricen y establezcan otro tipo de visión de negocio” en el que se haga el bien sin que existan expectativas de otros grupos de enriquecerse.
Según el premio Nobel 2006 la pobreza es una amenaza para la estabilidad de cualquier país, pues a su parecer la mala distribución de la riqueza favorece los desórdenes sociales como la delincuencia y el terrorismo.
“Si cambiamos, podemos crear un mundo sin pobreza en el que en un futuro nuestros hijos querrán saber qué era ese mal y lo podrán ver solo en museos”, aseguró el fundador del Grammen Bank, entidad bancaria dirigida a brindar préstamos a personas de bajos recursos.
El Grammen Bank solo concede créditos a personas pobres, las cuales una vez que acceden a uno se convierten en accionistas de la entidad.

Ver comentarios