Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



MAGAZINE


El dinero da satisfacción, pero no felicidad

Melissa González [email protected] | Jueves 09 septiembre, 2010



El dinero da satisfacción, pero no felicidad
Las personas con mayores ingresos sienten más satisfacción cuando evalúan su vida, pero su bienestar emocional diario es similar al de quienes ganan menos, según estudios

El dinero puede hacerlo sentir más feliz; sin embargo, es posible que su bienestar emocional no sea tan diferente en comparación con el de aquellos que ganan menos que usted, esto según un reciente estudio publicado esta semana por los investigadores Daniel Kahneman y Angus Deaton del Centro de Salud y Bienestar de la Universidad de Princeton.
El estudio, basado en los resultados obtenidos por la organización Gallup, se diferenció porque se tomaron en cuenta dos conceptos, el bienestar emocional, que tiene que ver con las vivencias diarias de los individuos relacionadas con la frecuencia e intensidad de experiencias como alegría, estrés, tristeza, enojo y afecto, que hacen la vida placentera o lo contrario.
Así como la evaluación de la vida, que tiene que ver con los pensamientos de las personas sobre su vida y cómo la evalúan, según consta en el sitio pnas.org, encargado de la publicación del informe.
Los ingresos y la educación están más ligados a la evaluación de la vida, mientras que la salud, cuidado y soledad están más relacionados con las emociones diarias.
Entre las conclusiones destaca que conforme las personas tenían mayores ingresos las respuestas eran más positivas.
“Sin embargo, a partir de cierto punto, tener más dinero solo mejora la evaluación de la vida, pero no incrementa las experiencias positivas que se viven a lo largo del día. Es decir, los encuestados valoraban mejor su felicidad, pero lo cierto es que no reían más, ni pasaban más ratos de disfrute o alegría”, según destaca el sitio elmundo.es.
Como principal conclusión se dice que un mayor salario aumenta la satisfacción pero no la felicidad.
La investigación estima además que el bienestar emocional se elevó en personas que ganan más de $75 mil al año, pero no tan significativamente para aquellos que tienen ingresos inferiores a esa cifra.
Mientras que quienes tienen ingresos familiares muy bajos ven incrementados su dolor emocional, especialmente aquel que viene de enfermedades y divorcio, entre otras situaciones.
Los resultados se obtuvieron al revisar las más de 450 mil respuestas que dieron los participantes, todos residentes de Estados Unidos.
“El dinero sí tiene un buen impacto, se podría decir que las personas con escasos recursos podrían experimentar en algunos casos depresión, ansiedad al no poder cancelar deudas, o desconfianza en el Gobierno”, comentó la psicóloga Rosa Chaverri.
Sin embargo concuerda con el estudio al afirmar que el dinero brinda satisfacciones, pero no la felicidad.
“Por medio del dinero las personas pueden tener sentimientos positivos, cumplir con sus necesidades”, concluyó.

Melissa González
[email protected]