El dilema de Solís
En las últimas tres elecciones, Ottón Solís ha sido el candidato presidencial del PAC. Ahora, el rojiamarillo ha dicho que pensaría ser diputado si el candidato Luis Guillermo Solís se lo propone.Archivo/La República
Enviar

Perdería liderazgo si lo nombra diputado, pero le haría subir en encuestas

El dilema de Solís

Candidato del PAC gana más con su presencia, consideran analistas

La inclusión de Ottón Solís, líder tradicional del PAC en la eventual nómina de diputados de ese partido, es la catapulta que podría ayudar al aspirante presidencial Luis Guillermo Solís a colocarse entre los primeros lugares de la carrera electoral.

201309182229440.n22}.jpg
No obstante, esa decisión no le saldría gratis. De concretarse, Ottón se convertiría automáticamente en una figura de peso con capacidad de desafiar sus decisiones, tanto en campaña como en un eventual gobierno rojiamarillo.
Eso lo sabe el aspirante presidencial, quien a dos semanas de que el PAC escoja a sus aspirantes al Congreso, aún se debate sobre la conveniencia de invitar a Ottón a la nueva bancada.
Por un lado, la presencia del líder tradicional del PAC en la nómina de diputados, enviaría al electorado una señal de “liderazgo” y “capacidad” para la próxima Asamblea Legislativa.
En ese sentido, los rojiamarillos tendrían la posibilidad de “lograr la bancada más grande de su historia”, de acuerdo con Claudio Alpízar, politólogo y columnista de LA REPÚBLICA, quien visualiza “una onda expansiva”.
Por otra parte, la presencia de Ottón también le daría el impulso necesario a Luis Guillermo, para colarse en una eventual segunda ronda, la cual se ve en estos momentos muy lejana para él.
“El candidato es un hombre educado y con un buen verbo. No obstante, es poco reconocido por el votante, por lo que requiere fortalecerse con figuras de peso como Ottón Solís. Si Luis Guillermo le ofrece el primer puesto de diputado por San José, sería una forma de generar intención de voto en muchas personas, que soñaron con el liderazgo de Ottón”, agrega Alpízar.
En el otro lado de la balanza, la nominación de Ottón Solís como diputado, podría generarle dolores de cabeza al candidato durante la campaña y hasta en un eventual gobierno rojiamarillo.
Esto, porque el poder y la toma de decisiones en el PAC serían “bicéfalos”, con un cabeza visible en Zapote y otra en Cuesta de Moras, donde se ubican las sedes de la Presidencia de la República y el Congreso respectivamente.
“Si Ottón es nombrado diputado, el liderazgo de Luis Guillermo merma automáticamente, pues algunos legisladores se acercarían a él y no al candidato o eventual presidente. Asimismo, sabemos de antemano que Ottón no se quedará callado cuando opine diferente a Luis Guillermo”, expresa Francisco Barahona, analista político.
Otro aspecto que tiene que considerar Luis Guillermo, es que la presencia de Ottón en la campaña política podría embarrialar el ambiente a lo interno del PAC.
Al finalizar la campaña de 2010, Ottón anunció su negativa a ser candidato a la Presidencia de la República por una cuarta vez, por lo que invitó al surgimiento de nuevos dirigentes.
En ese contexto, la presencia de Ottón nuevamente en la primera fila de decisiones, podría incomodar a cierta dirigencia y otros líderes que se proyectan para otras elecciones como Juan Carlos Mendoza, exprecandidato presidencial.
De acuerdo con los estatutos del PAC, el candidato a la Presidencia de la República tiene la potestad de recomendar al menos siete aspirantes al Congreso de una nómina de 57.
Los rojiamarillos se reunirán el 28 y 29 de setiembre en el Liceo de Costa Rica para escoger a sus aspirantes a diputados. En buena teoría, los interesados deben participar en el proceso de capacitación.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios