Enviar
Jueves 20 Agosto, 2015

Costa Rica puede hacer grandes cosas en materia de su rezago económico… mediante un gobierno que elimine corrupción e impulse desarrollo humano

El diamante sin pulir

Costa Rica para muchos es la suiza centroamericana debido a su historia su geografía y su cultura.
Sin embargo en el aspecto económico el rezago que hoy presenta Costa Rica es crítico y a esto se le suma una serie de administraciones deficientes en el aspecto de comercio internacional, las cuales no han podido aplicar de una manera óptima los principios de este tipo de comercio, además de malas negociaciones en tratados de libre comercio (caso TLC).
El término que se le puede otorgar a Costa Rica es precisamente “el diamante sin pulir”. Esto debido a que posee todas las capacidades para destacar a nivel internacional y esto no se ha concretado debido a los procesos que conlleva, como la promulgación de una ley en relación al comercio internacional, la agilización por parte del Gobierno en impulsar a las empresas costarricenses en el ámbito de comercio internacional y un aspecto de suma importancia que es el proteccionismo a las empresas nacionales.
En el contexto internacional Costa Rica debería apostar por crear una economía más competitiva, lo que aumentaría el desarrollo del país.
El modelo que se debería tomar como patrón es el modelo económico desarrollado en Singapur que consiste en un liderazgo por parte del Estado en la implementación de políticas coherentes en relación al mercado además de impulsar la competitividad de los negocios y no tener corrupción público-privada.
En pocas palabras el éxito se resume en dos puntos principales: la no corrupción por parte de los gobernantes y las medidas que aplica el gobierno para impulsar a las micropymes, algo que a Singapur le ha significado ser una de las principales potencias internacionales con los índices más bajos de corrupción.
Singapur ocupa el tercer puesto en el mundo en cuanto a fiabilidad y solvencia de sus instituciones; el segundo puesto en cantidad y calidad de sus infraestructuras; el decimoquinto puesto a nivel mundial en ambiente y clima macroeconómico; el tercero en atención primera y educación primaria; el segundo del mundo en la eficiencia del mercado laboral, etc. (Economista, 2014)
Unos de los desafíos que se presentan son los mecanismos en implementación de nuevas políticas en relación al aspecto macroeconómico, lo que no ha obtenido los beneficios esperados para el desarrollo del país y no permite que el mismo pueda avanzar de manera óptima.
El proteccionismo se puede percibir desde una óptica económica eficiente; sin embargo, eso ha generado un estancamiento y a la vez un debilitamiento de la autosuficiencia local.
Se tiene que apostar por un mercado nacional más competitivo impulsando las pequeñas pymes que son las encargadas de llevar sustento a miles de familias, dejar de bloquearles las iniciativas de emprendimiento por medio de acciones burocráticas sino que el Estado remunere a las micropymes por el desarrollo.
Costa Rica puede hacer grandes cosas en materia de su rezago económico, pero estas medidas solo pueden ser llevadas a cabo por una administración que se comprometa a evitar corrupción, proteger el desarrollo humano y que esto no se vea interrumpido solo por un color de partido político.

Brandon Cuadra
Relaciones Internacionales