El desarrollo pasa por los puertos
Enviar

La posición geográfica de Costa Rica debería ser estímulo suficiente para plantear una estrategia a largo plazo, buscando lanzar a los puertos nacionales como los polos de desarrollo que impulsen la economía del país

El desarrollo pasa por los puertos

No es casualidad que los países más competitivos del mundo también sean los que puntúan más alto en cuanto a infraestructura portuaria.
Así lo revela el índice de competitividad global, que posiciona a Costa Rica como una de los tres economías más competitivas de la región, pero con cifras alarmantes en la evaluación de sus puertos.


El estudio del Banco Mundial destaca que el país se coloca en la casilla 115 de un total de 144 países a nivel mundial, en cuanto a la calidad de sus puertos.
Holanda, Singapur e inclusive Panamá, destacan en los primeros diez lugares, en lo que se refiere a la medición de sus muelles y aeropuertos, este último, es el más competitivo de Latinoamérica, según el informe.
En el caso de Singapur, una ciudad-estado con un territorio apenas de 716 kilómetros cuadrados, utiliza sus puertos como un hub comercial del sureste asiático, albergando el segundo muelle que más mercancías mueve, solo superado por el de Shangái, en China.
Por su parte, el aeropuerto singapurense de Changi es calificado como el mejor del mundo, según Skytrax.
Todos estos son ejemplos de países que han apostado por un modelo de desarrollo donde los muelles y aeropuertos albergan un alto tráfico comercial y generan miles de empleos directos e indirectos.
La posición geográfica de Costa Rica debería ser estímulo suficiente para plantear una estrategia a largo plazo que lance a los puertos nacionales como los polos de desarrollo que impulsen la economía del país.
El espaldarazo del Gobierno al muelle de APM Terminals es una buena señal de cara al futuro, sumado al crecimiento en la capacidad del puerto de Caldera.
No obstante, aún hacen falta algunas acciones para dotar de mayor músculo a los puertos nacionales.
Por ejemplo, la construcción de un aeropuerto en Orotina, inmueble que no estaría listo hasta 2025, debe agilizarse.
También, la posibilidad de que Limón cuente con un aeropuerto incentivaría la inversión nacional y extranjera en una zona abandonada durante muchos años, pero que podría dar pasos importantes con la nueva terminal.
No es obligación de Costa Rica copiar los modelos de desarrollo de otras naciones, pero la evidencia es clara: invertir en infraestructura portuaria es una apuesta que hace más competitivo a un país, generando más inversión extranjera, intercambio comercial y empleos en las zonas costeras.

 


Ver comentarios