Enviar
Viernes 9 Julio, 2010

El desabastecimiento de medicinas es mal crónico

He insistido ante la Ministra de Salud, como rectora del sector salud de Costa Rica, que existe un problema de desabastecimiento de medicamentos en Costa Rica.
Los medicamentos y las vacunas escasean con frecuencia en las farmacias y nos preguntamos por qué una medicina desaparece del mercado hasta por meses.
Algunas no representan un problema, pero cuando estamos hablando de medicamentos para el corazón, antibióticos, hormonas, vacunas, u otros, la situación cambia.
El Ministerio responsabiliza a la Caja, la Caja a los importadores y estos a los dos anteriores. El mal es crónico y quien sufre las consecuencias es el paciente. Se ha denunciado que los procedimientos y protocolos para el registro de medicamentos es obsoleto y un claro ejemplo del exceso de gestiones, cuando se pueden obviar trámites sin perjuicio de que se garantice la calidad y seguridad de los medicamentos.
Desde 2008, el Ministerio de Salud ofreció dar una solución al problema que existe para renovar el registro de un medicamento, pero nada cambió.
Los requisitos cambian para un mismo medicamento y que no ha presentado ningún problema. Se exige iniciar el proceso como si el producto fuera nuevo o desconocido. Con los recursos que nos ofrece la tecnología y los sistemas de comunicación con que contamos hoy en día, es fácil cotejar si un medicamento ha presentado problemas en algún lugar del mundo o verificar su vigencia en instancias como el FDA de Estados Unidos, que mantienen un estricto control sobre los medicamentos que se autorizan en ese país.
La renovación entonces puede ser tan simple como exigir una declaración jurada de que no se ha cambiado la fórmula del producto y el pago respectivo por su reinscripción. El ahorro para todos sería enorme; el desgaste, tanto para los laboratorios como para el Ministerio, sería mínimo y los costarricenses podríamos dejar de peregrinar por las farmacias del país buscando un medicamento.
En octubre de 2009 se garantizó que el problema estaría resuelto para diciembre y hoy la presa de permisos ronda en los 2.500, sin contar los registros relacionados con cosméticos que debe emitir el mismo departamento.
Se contrató una consultoría y esta no parece haber encontrado respuesta; la solución que se ha dado “a la tica”, es otorgar permisos temporales hasta por seis meses que infringen las normas establecidas en vez de buscar una solución definitiva al problema.
En cuanto a las vacunas, se me ha reportado un desabastecimiento desde noviembre pasado de la vacuna Polivalente, y un faltante de vacunas Hepatitis B. La señora Ministra me ha informado de que ya se ha cubierto la demanda para el próximo semestre, lo cual me alegra, sin embargo no hubo explicación sobre por qué se presentó un faltante que impidió la vacunación oportuna de los recién nacidos en los hospitales y clínicas del país.
Seguiré insistiendo hasta obtener como respuesta un cambio en los protocolos de registro de los medicamentos por parte de las instancias responsables, pues si bien existe un ente rector, que es el Ministerio de Salud, el cual debe eliminar el exceso de trámites para el registro de los medicamentos, la Caja es responsable de realizar los procesos de adquisición y distribución en hospitales, clínicas y Ebais de todo el país en forma oportuna. De igual manera los distribuidores deben garantizar el abastecimiento en las farmacias y la OPS proveer el suministro de vacunas que conforman el protocolo de vacunación.

Gloria Bejarano Almada
Diputada del PUSC