Enviar
Lunes 1 Febrero, 2010

El debate menos malo

Tal y como se titula este artículo, así se podría definir el último debate de esta campaña realizado por Repretel. Los debates en Canal 13 presentaron un formato viejo y aburrido con un escenario muy pobre al estilo de los años 60 y 70, triste realidad de la televisora nacional, por su lado Teletica Canal Siete presentó su opción con un formato novedoso, un debate abierto entre los candidatos, solos, sin la aparición de los periodistas como protagonistas y con muy buena producción televisiva, sin embargo para mi entender, cometieron el error de no incluir en el debate a don Luis Fishman, representante del PUSC.
Repretel sí invitó a los cuatro principales candidatos y presentó el mejor debate en organización, ambientación, en formato, en las preguntas hechas por los periodistas, además incluyó preguntas que hicieron los ciudadanos a través de las redes sociales y su moderadora no permitió que los candidatos se salieran del esquema aprobado, lo cual hizo que se viera muy ordenado. Felicidades.
Pero decimos menos malo porque es obvio y lo sabemos, los candidatos cuando están en campaña se presentan con su faceta electorera y mercantilista, esa que sus asesores de imagen aconsejan, y esto precisamente es lo que impide profundizar para que los candidatos contesten lo más importante: cómo van a hacer para cumplir sus promesas de campaña.
Menos malo, porque todavía la mayoría de nuestros candidatos se venden sacando los trapos sucios a sus opositores, insultándose e interviniendo en sus respuestas para que el tiempo se termine, pero sin llegar a más.
Don Otto Guevara insistió en la propuesta que sus asesores le asignaron y no dejó de atacar a doña Laura, el 7 de febrero veremos si eso lo produce buenos resultados.
El periodista Jerry Alfaro se ganó 100 puntos con la pregunta que le hizo a don Luis Fishman sobre cuál era, en su opinión, el más malo de sus contrincantes, lo que hizo que don Luis titubeara por unos instantes en la respuesta.
Precisamente esa pregunta reveló que hay más similitudes entre don Ottón Solís y don Luis Fishman que discrepancias, es obvio que sus propuestas electorales están más del lado de la socialdemocracia de izquierda, por eso terminaron abrazándose y echándose piropos.
Doña Laura se mantuvo firme, se defendió bien de los ataques de don Otto Guevara y defendió a don Pepe, no podía hacer otra cosa, al fin de cuentas todavía hay muchos admiradores de don Pepe en su partido.
En conclusión podemos decir que hemos avanzado de manera positiva en este tipo de debates.

Carlos Vílchez Navamuel
Consultor de Bienes Raíces