Enviar
Copa Uncaf
El cronómetro es morado

Después del minuto 80 Saprissa no perdona

Eduardo Baldares
[email protected]  

Puntarenas jugó su noveno partido en el estadio Ricardo Saprissa… y acumuló su derrota número nueve (2 -1).
Shane Orio aseguró que no sufre pánico escénico en Tibás… pero cazó mariposas toda la noche.
Luis Diego Arnáez ordenó: “¡no dejen solo a Alonso Solís!”… Y el “Mariachi” convirtió sin marcas el primer gol y comenzó la jugada del segundo.
Se sabe que la “S” mata en los ocasos… Pregúnteles a la Liga y a Heredia. A la Universidad y a Liberia. ¿Valió tal certeza? No rotundo. Armando Alonso liquidó al Puerto al minuto 83. Y Saprissa volvió a las semifinales de la Copa Uncaf a costa del costeño campeón.
Sí. Fue el partido que lo confirmó todo: la impotencia porteña, los nervios de Shane, la letalidad de Solís. Y que el cronómetro se pone morado después del minuto 80.
“Quedó ratificado que este es un equipo de finales, que gana finales”, dijo Jeaustin Campos, timonel tibaseño. “No fue un paseo, ninguna final lo es. El campeón de Costa Rica le ganó al de Uncaf (plaza que dejó vacante), un gran rival, uno que nunca se entregó, que siempre fue adelante”.
No obstante Campos arguyó que en el pulso de poder a poder el brazo local pudo más, “porque tuvimos más y mejores ocasiones de gol. Así lo percibí yo”.
Su colega naranja, Arnáez, mezcló facciones endurecidas por el dolor con palabras suavizadas por la razón. “Como es costumbre del Saprissa, aprovechó una desatención del contrario al final y ganó”.


Bryce brilla


• Un tridente mortífero formado por Amado Guevara, Luis Rodas y el tico Steven Bryce fue el que le permitió al Motagua de Honduras ganar 1-0 los dos partidos ante el San Francisco panameño.
• Steven anotó el gol de la victoria como local en el partido de ida, y el miércoles fue Rodas quien sentenció la serie con un derroche de habilidad a solo cinco minutos del final.
• Así las cosas las Aguilas Azules, como se denomina al Motagua, se enfrentarán en semifinales de Uncaf al guatemalteco Municipal.


Arbitraje
La deficiente actuación del central hondureño, Ricardo Zelaya, fue objeto de polémica:

Techo de vidrio
Para Luis Diego Arnáez, en el segundo gol hubo falta sobre “Rocky” Cordero, pero de inmediato aclaró: “Si tenemos techo de vidrio no vamos a tirar piedras; la verdad fallamos en la marca”.

Claro penal
Lo del “foul” es cierto, tanto como el penal de Shane Orio, que en una de tantas salidas en falso derribó dentro del área al “Mariachi”. Pero el juez catracho, Ricardo Zelaya, no señaló el punto blanco.
Ver comentarios