Enviar

Políticas equivocadas que paralizaron proyectos del ICE, rezagos en Pirrís y Garabito e impuestos por combustible para generar electricidad disparan el costo de la energía

El costo del rezago

Hoy se informa que se dispara el costo de la energía. Hay ya una petición de alza del precio de la electricidad, a pesar de que esta ya subió un 80% en los últimos cuatro años.
En realidad esta es la crónica de un aumento anunciado. En este mismo espacio decíamos en setiembre de 2010 que “Costa Rica no tendría por qué verse abocada a problemas de este tipo en la actualidad. Con solo que se hubiera permitido al país (al ICE) continuar con la acertada producción de energía limpia que venía haciendo, hubiera estado incluso en condiciones de exportarla”.
Sin embargo —decíamos entonces— “en un momento dado se impidió al Instituto Costarricense de Electricidad su posibilidad de seguir aumentando la producción de este tipo de energía, a pesar de que era algo en lo cual el país había demostrado ser acertado y eficiente”.
En efecto, esas políticas nos llevaron a que hoy debamos pagar el costo del rezago. Hay ya una petición de alza del 23% en trámite.
Otros factores que se suman a las políticas erradas, son las demoras que se dieron en dos proyectos para generación de energía: el de Garabito y el de Pirrís.
La planta hidroeléctrica Pirrís terminó costando $300 millones más de lo previsto inicialmente porque se tuvieron que reconstruir algunas obras que sufrieron daños por la tormenta Alma.
La planta térmica Garabito aumentó su costo porque se decidió duplicar su capacidad de producción para combatir la crisis eléctrica que sufrió el país.
Por otro lado, aunque ya a nivel regional el costo de la electricidad en Costa Rica es más caro que en Honduras o Panamá, el instituto eléctrico nacional es el único del istmo que paga tributos por el combustible que utiliza para llevar electricidad a la población. Es necesario que se exonere al ICE del pago de esos impuestos.
Otra medida para estabilizar el precio de la electricidad en el país es aumentar la producción eléctrica a base de agua, viento o vapor.
Es indispensable, pues, la puesta al día del país en materia energética, y aprender de los errores pasados. Si se hubiera permitido al ICE desarrollar oportunamente los planes que tenía para generación de electricidad, muy otra sería la situación que el país tendría hoy en esa materia.






Ver comentarios