Enviar
El Buki no pidió muchos lujos

Mucha comida, bebidas varias, autos de lujo para transportarse y algunos implementos decorativos es lo que pidió Marco Antonio Solís para él y su equipo, por los días en que estarán en el país.
El Buki, como también se le conoce al artista mexicano, se presentará el 14 de mayo en el Estadio Eladio Rosabal Cordero en Heredia, y estará en suelo tico durante casi tres días.
El intérprete de A dónde vamos a parar arribará al país desde el 13 de mayo en su avión privado y vendrá acompañado por 38 personas, entre bailarinas y su staff.
Su lista de peticiones incluye seis camerinos, con salas, espejos de cuerpo entero, luces indirectas y mesas para nueve personas, toallas blancas, copas de cristal, baños privados y seis velas blancas, azules y rojas.
En cuanto a la alimentación, solicitó miel de abeja, frutas nacionales, red bull, cervezas locales, una botella de coñac, una botella de licor tico, una bandeja de carnes frías, café, galletas dulces, emparedados, entre otros.
Para el transporte por el país, El Buki pidió dos camionetas Cadillac Escalade para sí mismo, dos minivans para mover a su staff y técnicos, un bus para los músicos y una microbús para los instrumentos de mano.
Mientras que a nivel técnico solicitó pantallas de video, juegos pirotécnicos y seis teléfonos celulares para que su equipo pueda comunicarse entre sí.
Marco Antonio Solís dejará suelo tico el domingo 15 de mayo en la tarde y viajará rumbo a México.
En su concierto en Heredia promocionará su más reciente disco En total plenitud y se espera que entre 17 mil y 20 mil de sus seguidores vayan a verlo.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios