Enviar

El boom hotelero surgido en la GAM es una buena noticia que solo requerirá algunas medidas adecuadas para que sus resultados sean los mejores

El boom hotelero

La buena noticia que nos informa este medio el viernes pasado, indica, además de reactivación económica, fuente de empleo y movimiento en muchos aspectos, una actividad positiva que solo requiere ciertas medidas para su mejor aprovechamiento.
Se trata del llamado boom hotelero surgido en la Gran Area Metropolitana (GAM), con edificaciones para hospedaje de alrededor de 80 habitaciones dirigidas a un público meta del sector corporativo, principalmente, y como segundo nicho de atracción en importancia, el de los visitantes por turismo médico.
Todo esto se da ante la creciente llegada de empresas extranjeras, sobre todo estadounidenses, a centros de oficinas que se ubican también en esta zona. Por ello, estos hoteles buscan satisfacer la demanda de habitaciones cerca de torres empresariales, que sean cómodas, modernas, sin lujos extremos, de modo que sean asequibles a personas del sector que viajarán por negocios y necesitarán hospedarse.
Esto significa, entre otras cosas, que se produce movimiento en los encadenamientos con múltiples empresas que surten de insumos al sector hotelero, que requiere una gran diversidad de objetos y menaje para su equipamiento en las diferentes áreas.
Trae consigo también la apertura de plazas para personal de hotelería que, en este caso, tendrá ocasión de especializarse en un tipo muy específico de clientes.
Por último, la reactivación del sector generará riqueza que también, con sus tributos, colaborará con las arcas del fisco, necesitadas de recursos frescos para dotar a la GAM de lo necesario para que en ella fluyan estos y otros negocios sin generar problemas como, por ejemplo, el desecho de aguas negras y residuales.
Será tarea de las autoridades regular y supervisar el funcionamiento de todos los establecimientos para hospedaje, actuales y nuevos, para asegurar que cuenten con las respectivas plantas de tratamiento de aguas.
Lo anterior por cuanto la situación de alta contaminación de nuestros ríos obliga a tomar medidas ante el aumento de las habitaciones en la capital.

Ver comentarios