Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


El Big Data: Un mundo de información

| Viernes 30 septiembre, 2016


¿Se han preguntado alguna vez por qué les aparece publicidad de ciertos productos a la hora de visitar diferentes páginas web?

El Big Data: Un mundo de información

Rafael Cisneros
Director de Empresas y Negocios
Telefónica Centroamérica

Vivimos conectados a un mundo digital. Una frase que estoy seguro hemos escuchado numerosas veces; sin embargo, me gustaría explorar más a fondo lo que implica.
Por ejemplo, muchos de nosotros estamos familiarizados con el término de Big Data, cantidades masivas de datos recopiladas a través del tiempo. Para aquellos que no conocen esta herramienta y aún para aquellos que la conocen tal vez les sorprendería saber hasta qué punto el Big Data está presente en nuestro día a día, analizando nuestro comportamiento.
El Big Data está ganando mucha importancia por algo que se llama las “Tres V”: Volumen, Variedad y Velocidad. 
Esta herramienta puede tomar grandes volúmenes de datos, mayores a los que el software habitual puede gestionar, y analizarlos para usarlos en la toma de decisiones en un corto lapso de tiempo (velocidad y volumen).
Aún más interesante es el hecho que el Big Data puede obtener y analizar datos de fuentes diferentes a las tradicionales, como por ejemplo redes sociales y en los dispositivos electrónicos (Variedad). Inclusive recientemente se ha ampliado la definición para incluir dos “V” importantes que caracterizan al Big Data: Veracidad y Valor del dato.
Cuando hablamos de veracidad nos referimos a que el Big Data provee datos de calidad y confianza en un corto tiempo. Mientras que valor de los datos se refiere a la importancia de esta información que se provee para las empresas, tomando muy en cuenta qué información específica es la que se debía analizar respecto al interés del negocio.
Para entender este concepto a mayor profundidad, me gustaría explicarles cómo esta herramienta es utilizada en algunas de las aplicaciones y herramientas que más utilizamos: Google y Facebook.
Un ejemplo sencillo de esto es la manera que Google analiza nuestros gustos y preferencias. ¿Se han preguntado alguna vez por qué les aparece publicidad de ciertos productos a la hora de visitar diferentes páginas web? La razón es simple, a través del Big Data, Google logra estudiarnos y segmentarnos por edad y preferencias.
Esto luego es utilizado por Google al vender su servicio de Google Adwords donde una empresa puede dirigir su publicidad a sus clientes potenciales. Es decir, si yo he visitado páginas de marcas de carro, es muy probable que dentro de la publicidad que me sale al navegar sea de alguna marca de carros que haya visitado anteriormente. El Big Data puede hacer esto y cosas mucho más complejas aún. El caso de Facebook es muy interesante, esta plataforma social cuenta con 1,2 mil millones de usuarios, es decir la mitad de los usuarios del mundo que se encuentran en Internet. Esta red social usa y analiza la información que nosotros proporcionamos por voluntad propia como edad, lugar donde vivimos, e incluso nuestros gustos y preferencias, el cual indicamos a través de los likes y las páginas que seguimos.
Esta información luego es usada no solo para definir cuáles son las notificaciones que estaremos viendo, pero al igual que Google, para posicionar la publicidad de las empresas que contratan el servicio de Facebook de acuerdo con los clientes potenciales.
Un último ejemplo que se ha vuelto muy famoso alrededor del mundo sobre el poder y potencial de Big Data. Hace unos años Forbes publicó un artículo donde relataba que la empresa Target envió publicidad de productos para bebé a una joven de 15 años, dos semanas antes de que ella les dijera a sus papás que estaba embarazada. ¿Cómo pudo esta empresa saber esto antes que los mismos papás de una adolescente? Target, como otras empresas, maneja un historial de compras para todos sus miles de clientes y con base en ello ha logrado analizar y descifrar diferentes patrones de comportamiento, entre ellos, un puntaje de embarazo donde no solo saben si la persona está embaraza, sino también cuál es la fecha esperada del nacimiento del bebé.
Para computar esto, Target no solo se fija en los artículos que se espera sean comprados por una persona embarazada como cunas, pañales, entre otros, sino que también toma en consideración datos como si la persona compró más vitaminas de las que usualmente compraba o si compró un maletín lo suficientemente grande para que quepan pañales de bebé.
De esta manera, Target y otras empresas pueden tener acceso a información que no es necesariamente pública de una persona y conocerla más de lo que esa persona sabe. Realmente, la importancia que tiene, y las posibilidades que brinda el Big Data para las empresas ha roto todas las barreras que teníamos antes. El Big Data es el futuro.