Enviar
Sábado 15 Mayo, 2010

El aumento salarial de los diputados

Nos debe llamar a reflexión la propuesta de dos millones de colones para ajustar el salario de los diputados. Si para aprobar leyes y atender los problemas del país, fueran tan ágiles, como lo expeditos que han sido para poner en trámite la propuesta para el ajuste a su salario, el país estaría mejor. No obstante, sabemos lo lentos que son los trámites en la Asamblea Legislativa.
Cómo hacen falta líderes con la visión de estadista de José Figueres que promovió el modelo de desarrollo para Costa Rica, la fortaleza de Braulio Carrillo, la honestidad de Francisco Orlich y la sensibilidad social de Rafael Angel Calderón Guardia.
La últimas Asambleas Legislativas han sido un fiel reflejo de esa falta de visión de estadista. No se legisla con una visión de futuro, como sí lo hicieron los padres fundadores de la Segunda República y otros señores diputados.
Puede que exista sustento para el ajuste salarial de los diputados, dado que tienen un salario menor que la jerarca de la Contraloría General de la República, órgano auxiliar de la Asamblea Legislativa en la fiscalización de la Hacienda Pública. No obstante, deberían primero, con su labor, demostrar que son merecedores ha dicho aumento salarial.
Es fundamental conocer los proyectos de ley que tienen los señores diputados para enfrentar la pobreza que padecen cerca de 1 millón de costarricenses y la desigualdad social cada vez mayor, la inseguridad ciudadana y el déficit del sector público, que para el sector público reducido el Banco Central lo estima para 2010 en un 4,2% del PIB.
Por otro lado, cabe resaltar la problemática que se viene dando en el país con la doble moral en protección del medio ambiente. La realidad demuestra que no somos tan amistosos con el ambiente; lo reflejan hechos como su deterioro en diversas regiones del país, como la Península de Osa, San Carlos, Guanacaste y varias zonas costeras.
Es de todos conocida la afectación al ambiente que se ha dado con los proyectos turísticos y desarrollo de urbanizaciones en Guanacaste, que han provocado problemas de abastecimiento de agua potable en ciertas poblaciones de esa provincia.
Pero volviendo al tema económico-salarial, llamamos a reflexión a los señores diputados para que realicen un mayor estudio sobre la propuesta de aumento a sus salarios y si es oportuna en este momento.

Bernal Monge Pacheco
Consultor