El año del servicio
Capacitación de empleados así como la modificación de cabinas son algunas de las mejoras que implementará la aerolínea, comentó Salvador Marrero, director ejecutivo de Ventas para Centroamérica de United Airlines. Esteban Monge/La República
Enviar

VIAJES

El año del servicio

La aerolínea United Airlines está invirtiendo $550 millones destinados a satisfacer a sus clientes

A partir del 13 de abril la empresa United Airlines comenzará a ofrecer dos nuevos vuelos semanales desde San José que se unen a su amplia oferta.
Los vuelos directos tendrán como destino las ciudades de Chicago y Washington.
Estas son algunas de las buenas noticias de la empresa, que tras finalizar con éxito su fusión con Continental Airlines, dedicará este año al servicio.
Para ello se invertirán alrededor de $550 millones en mejoras que incluye la capacitación a sus 24 mil asistentes de cabina, ampliaciones de rutas, modificación de las cabinas para mejorar espacio entre los asientos así como para el equipaje de mano, comentó Salvador Marrero, director ejecutivo de Ventas para Centroamérica de United Airlines.
Además la empresa tiene como meta ofrecer la flota de aviones más grande del mundo con asientos cama. Una vez concluido el proceso de instalación en el segundo trimestre, serán más de 175 los aviones de la compañía equipados en su cabina premium con asientos-cama que se reclinan a 180 grados.
A esto suma la ampliación de su oferta de asientos Economy Plus, que ofrecen más espacio entre filas.
También se están modificando las estaciones de abordaje y el menú que se ofrece a bordo.
La empresa está implementando en sus aviones servicio de Internet Wi Fi Satelital, que según estimó Marrero en cualquier momento podrán disfrutar los viajeros costarricenses.
También se ofrece el sistema DIRECTV en casi 200 aviones, lo que brinda acceso a televisión en vivo, sin embargo para utilizar el servicio se debe pagar un monto que depende del tiempo de vuelo.
“La meta es llegar a ser la línea aérea con el mejor servicio”, agregó Marrero.

Melissa González
mgonzalezt@larepublica.net


 

Ver comentarios