Logo La República

Viernes, 28 de enero de 2022



EDITORIAL


El alto riesgo de aumentar inflación

| Jueves 27 febrero, 2014



De las medidas que tome el Banco Central depende que los costarricenses vean afectada su vida con una mayor inflación. Esto, que luego es muy difícil revertir, perjudica a toda la población, pero especialmente a la de menores ingresos


El alto riesgo de aumentar inflación

El tipo de cambio, sin duda, es en estos días uno de los temas más candentes. Es lógico que así sea. El colón ha perdido un poco de valor frente al dólar y muchos se preguntan qué sigue.
¿Quién que esté consciente de los efectos que se derivan de aumentar el valor del colón o devaluarlo, podría no sentir intranquilidad, o hasta cierto grado de angustia incluso?
Un costarricense no muy informado probablemente no esté viendo amenaza alguna ante el aumento de estos días en el precio del dólar.
Sin embargo, de las medidas que tome o no el Banco Central depende que él y el resto de los costarricenses vean afectada su vida con una mayor inflación y esto perjudica a toda la población, pero muy especialmente a la de menores ingresos.
Costa Rica ha venido logrando tener una inflación que el año pasado fue de un 3,8% y en enero de este año llegó al 3,1%. Esto fue logrado mediante el sistema de bandas. Aparentemente el porcentaje más bajo en la historia del país, al menos desde 1977.
Para este logro, las acciones del Banco Central han sido fundamentales. De hecho, la institución tiene, por ley, este mandato y debería continuar esforzándose en ello.
Sin embargo, hoy la situación cambia y con ello los costos de las importaciones y la dificultad para seguir manteniendo la inflación baja.
Desde luego, hay opinión política que sostiene que el BCCR debe también preocuparse por generar empleo y que esto se lograría con un colón más barato. Para empezar, esto requeriría una modificación a la legislación.
Sin embargo, esa situación podría ser solo temporal y no constituir en realidad una sólida y sobre todo sostenible solución al problema del desempleo.
Una alta devaluación de nuestra moneda y una también alta inflación es un negro panorama que nadie desea.
Ante esta circunstancia, que se da justamente a poco más de un mes de las elecciones nacionales que definirán quién asume la responsabilidad de dirigir y administrar el país, pareciera que la posición más inteligente de ambos candidatos sería buscar a los mejores, entre académicos con mucho conocimiento, para formar un equipo e incluso seleccionar de él a un próximo presidente del Banco Central.
Suponemos, desde luego, que esto haya sucedido. Podría así evitarse que posiciones políticas (aunque bienintencionadas) pudieran tomar un camino del que luego hubiéramos de lamentarnos. Es muy difícil revertir una posible alta inflación y devaluación de nuestra moneda.
 






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.