El 50% de estadounidenses pesimista sobre futuro de sus hijos
Enviar
El 50% de estadounidenses pesimista sobre futuro de sus hijos

Los estadounidenses dicen que ya pasó lo peor de la recesión más prolongada en 70 años, aunque se sientan pesimistas sobre las perspectivas para su jubilación, según un sondeo nacional de Bloomberg.
Tres de cada cinco participantes en el sondeo, realizado del 7 al 10 de octubre, dicen que su situación económica ha mejorado recientemente o que confían en que mejorará. Uno de cada tres dice que las cosas han empeorado o que es improbable que mejoren pronto.

“Veo algo de esperanza, pero no mucho”, dijo el participante Brian Ridlon, de 34 años, residente desempleado de Green Mountain, Arkansas, que quiere estudiar para barbero. “Hay algunas avenidas para mejorar, pero necesitamos más”.
El optimismo que hay sobre el futuro inmediato no se mantiene a largo plazo. Varios de los encuestados dijeron que no esperan tener suficiente dinero al jubilarse, y que esperan tener que seguir trabajando para compensar la diferencia.
Más del 50% no confía o sólo confía algo en que sus hijos tendrán una mejor vida que la que ellos tuvieron.
“No creo que tengan posibilidades”, dice Brian Rich, jubilado de 65 años de edad con tres hijos de veintitantos años que vive en Gloucester, Massachusetts. “Estoy muy enojado con lo que está pasando en este país. Se nos está forzando a un cambio”.
Un año después del final oficial de la recesión, el crecimiento económico ha disminuido: en el segundo trimestre bajó a un ritmo anual del 1,7% en comparación con el 3,7% del primero y el 5% de los últimos tres meses de 2009.
El desempleo fue del 9,6% en septiembre, en comparación con un máximo en 26 años del 10,1% en octubre de 2009, y sigue siendo superior a la tasa del 5% que prevalecía a principios de la recesión hace casi tres años.
“Lo peor ya pasó, pero los problemas se sentirán durante mucho tiempo”, dijo Warren Buffett, presidente multimillonario de Berkshire Hathaway Inc. de Nebraska en comentarios grabados presentados el martes en una conferencia en Israel. “Avanzamos por pulgadas, no al galope”.
Los estadounidenses han respondido a los tiempos difíciles conservando efectivo y arreglándoselas con menos en el último par de años, según el sondeo.
Casi la mitad dice que ha empezado a utilizar cupones y cambiado la forma en la que compra alimentos y otros artículos para el hogar a fin de ahorrar dinero.
El 44% ha recortado gastos regulares como televisión por cable, telefonía o servicio de Internet. El 54% ha pospuesto una compra grande necesaria, como un automóvil, empezado a encargarse de algunas tareas de casa o reparaciones o encontrado maneras para conducir menos.
En general, el 85% dijo que ha tomado alguna medida para bajar los costos.
La encuesta entre mil adultos tiene un margen de error de 3,1 puntos porcentuales de más o de menos.

Nueva York

Ver comentarios