Logo La República

Lunes, 25 de octubre de 2021



FORO DE LECTORES


El 2013 un año de expectativas y decisiones

| Sábado 05 enero, 2013


El término ingobernabilidad se relaciona con la incapacidad del Gobierno para responder a las demandas de bienestar


El 2013 un año de expectativas y decisiones

El campo político los partidos políticos escogerán los candidatos para las elecciones de 2013, que de no cambiar la situación de la oposición sin un proyecto político claro y dividida, en principio determina que el candidato que escoja Liberación Nacional será posiblemente el presidente de Costa Rica. En relación con el Gobierno de Doña Laura Chinchilla es de esperar que pueda concretar algunos proyectos importantes como la Ley de empleo público, obras de infraestructura, la inseguridad ciudadana, y avanzar en proyectos estratégicos que no reflejan un adecuado avance según lo señaló la Contraloría General de la República. Se debe mejorar en el control del gasto público y realizar un gasto público más eficiente y eficaz, que permite mejorar la calidad de vida de los costarricenses. En los recursos mejorar la recaudación de impuestos y disminuir la evasión fiscal, para que se pueda disminuir el déficit fiscal. Nuestro país debe afrontar en 2013 y en los próximos años retos o desafíos de gran trascendencia como la pobreza y la desigualdad social en constante incremento, la inseguridad ciudadana, la calidad de la educación, el deterioro del medio ambiente, la pérdida de valores, la corrupción, el abandono del sector agrícola, una infraestructura vial deteriorada y no acorde con la época actual. Es fundamental mejorar el accionar del sector público considerando que la estrategia para el mejoramiento de la gestión pública, busca entonces que la acción de las entidades del Estado gire en torno a los intereses generales de la población y que tenga como propósito propiciar un cambio paulatino pero radical, en las entidades del estado, hacia una nueva cultura de la “gestión pública orientada a resultados”, en la cual el ciudadano sea el eje del desempeño de la administración y se pretenda permanentemente el mejor aprovechamiento de los recursos y una utilización eficiente, eficaz y económica de los mismos mediante productos y servicios finales que tengan resultados en los usuarios e impacto en el desarrollo económico y social del país. Al quedar un año y resto al actual Gobierno es necesario plantearnos el modelo de desarrollo que queremos, que el crecimiento económico, el bienestar social y la protección ambiental deben marchar unidos, en una relación permanente. Es fundamental contar con un modelo de desarrollo que establezca un rumbo claro para el país y que se aceptado y compartido por la mayoría de los costarricenses. Para lo cual se debe dar el adecuado enlace entre la planificación de corto, mediano y largo plazo a través de planes anuales operativos o planes operativos, planes estratégicos institucionales y el Plan Nacional de Desarrollo y los planes. Nuestro país vive una crisis de liderazgo e ingobernabilidad por diversas razones. El término ingobernabilidad se relaciona con la incapacidad del Gobierno para responder a las demandas de bienestar. La ingobernabilidad tiene su fundamento en la idea de “disfunción”. Existen criterios disfuncionales de la ingobernabilidad: uno visualiza a la ingobernabilidad como el resultado de un exceso de exigencias sociales, que obstruyen los procesos gubernamentales de respuesta del Gobierno y merman la capacidad de servicio público a largo plazo. En el caso de nuestro país los gobernantes no tienen la confianza necesaria para lograr los cambios que el país necesita y se da una incongruencia entre lo que se dice y lo que se hace, como las promesas políticas para disminuir la pobreza, mejorar la seguridad ciudadana, mejorar la infraestructura vial, combatir la corrupción.

Lic Bernal Monge Pacheco
Consultor






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.