Logo La República

Jueves, 25 de abril de 2024



NOTA DE TANO


El verbo de Jafet polarizó los sentimientos futboleros

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Miércoles 20 diciembre, 2023


Fuerza Herediana llevó al Club Sport Herediano al lugar que merecía y que la prensa deportiva costarricense le negaba. Siendo un club histórico, glorioso y grande, el periodismo nacional no le daba el mérito que le correspondía y lo “ninguneaba”, ubicándolo por debajo y lejos de Saprissa y Alajuelense. Herediano era un “segundón”, alejado de la cobertura que se otorgaba a otros dos grandes. Saprissa y Alajuelense acaparaban portadas y el Team quedaba relegado a un tercer lugar. ¡Fue cuando apareció Jafeth Soto! Su misión, meta, prioridad fue ubicar al Herediano exactamente en el mismo lugar y posición que Saprissa y Alajuelense. Lo que costara ese trabajo en inversión económica, polémica, señalamientos, acusaciones, pleitos, revueltas, verbo caliente y combates verbales, con quienes no fueran seguidores del Team, tendría un costo muy alto. Había que comprarse broncas con dirigentes, técnicos, periodistas, árbitros y hasta jugadores de otros equipos, a precio de sangre. Jafeth se expuso, entró en todas las guerras, protestó, reclamó, exigió, señaló, cuestionó y defendió todo lo del Team a sangre y fuego, lo que polarizó el debate. Gracias a la titánica obra de Jafeth, Herediano recuperó su grandeza y si los dirigentes del Team con el apoyo unánime de los fanáticos del equipo que veneran a Jafeth, deciden construirle un monumento o develar una placa cuando se inaugure el nuevo estadio del club, bien merecido lo tendrá. Pero, ahora viene la otra parte, la que sin querer queriendo, quedó retratada y argumentada en el grito de guerra del Herediano, lanzado para el juego de vuelta contra el Saprissa. ¡Contra todo y contra todos! Costará muchísimo separar a Jafeth Soto de esta frase, porque resume la gigantesca parte negativa del comportamiento del ahora presidente de Fuerza Herediana, desde el primer minuto en que se propuso, elevar al Team al podio que merecía, misión que cumplió con creces, pero a un precio ético y moral bien desagradable. Jafeth Soto, por su conducta, verbo y comportamiento, hizo del Herediano el equipo más repudiado del campeonato, amado por sus leales fanáticos, feroces en las redes sociales, pero difícil de querer, animar o apoyar por seguidores de otros equipos. Esto es tan cierto, que el mismo Herediano lo reconoce, al manifestar que al enfrentar al Saprissa, van contra TODO y TODOS. La frase es tajante. Todos contra Herediano… ¿por qué?  gpandolfo@larepublica.net


Fuerza Herediana llevó al Club Sport Herediano al lugar que merecía y que la prensa deportiva costarricense le negaba.

Siendo un club histórico, glorioso y grande, el periodismo nacional no le daba el mérito que le correspondía y lo “ninguneaba”, ubicándolo por debajo y lejos de Saprissa y Alajuelense.

Herediano era un “segundón”, alejado de la cobertura que se otorgaba a otros dos grandes. Saprissa y Alajuelense acaparaban portadas y el Team quedaba relegado a un tercer lugar.

¡Fue cuando apareció Jafet Soto!

Lea más: “En mi estadio mando yo”: Jafet Soto da versión sobre liguistas que no entraron a La Cueva

Su misión, meta, prioridad fue ubicar al Herediano exactamente en el mismo lugar y posición que Saprissa y Alajuelense. Lo que costara ese trabajo en inversión económica, polémica, señalamientos, acusaciones, pleitos, revueltas, verbo caliente y combates verbales, con quienes no fueran seguidores del Team, tendría un costo muy alto. Había que comprarse broncas con dirigentes, técnicos, periodistas, árbitros y hasta jugadores de otros equipos, a precio de sangre.

Jafet se expuso, entró en todas las guerras, protestó, reclamó, exigió, señaló, cuestionó y defendió todo lo del Team a sangre y fuego, lo que polarizó el debate.

Gracias a la titánica obra de Jafet, Herediano recuperó su grandeza y si los dirigentes del Team con el apoyo unánime de los fanáticos del equipo que veneran a Jafet, deciden construirle un monumento o develar una placa cuando se inaugure el nuevo estadio del club, bien merecido lo tendrá.

Pero, ahora viene la otra parte, la que sin querer queriendo, quedó retratada y argumentada en el grito de guerra del Herediano, lanzado para el juego de vuelta contra el Saprissa.

¡Contra todo y contra todos!

Lea más: "Si el VAR hubiese existido hace 10 años, tendríamos 5 o 6 campeonatos más": Jafet Soto

Costará muchísimo separar a Jafet Soto de esta frase, porque resume la gigantesca parte negativa del comportamiento del ahora presidente de Fuerza Herediana, desde el primer minuto en que se propuso, elevar al Team al podio que merecía, misión que cumplió con creces, pero a un precio ético y moral bien desagradable.

Jafet Soto, por su conducta, verbo y comportamiento, hizo del Herediano el equipo más repudiado del campeonato, amado por sus leales fanáticos, feroces en las redes sociales, pero difícil de querer, animar o apoyar por seguidores de otros equipos. Esto es tan cierto, que el mismo Herediano lo reconoce, al manifestar que al enfrentar al Saprissa, van contra TODO y TODOS. La frase es tajante.

Todos contra Herediano… ¿por qué?

gpandolfo@larepublica.net







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.