Logo La República

Martes, 20 de agosto de 2019



EDITORIAL


El sutil equilibrio

| Jueves 11 junio, 2009




La especie humana, con apenas 200.000 años de haber aparecido sobre la faz del planeta, ha puesto ya en peligro el ambiente que este había logrado generar para hacer posible la vida en él

El sutil equilibrio

Zonas de 54 países y 120 escenarios, incluido Costa Rica, es lo que vemos, desde arriba, desde el aire pero lo suficientemente cerca como para contemplar la actividad humana, en una película disponible para todos en Youtube hasta el 14 de este mes.
“Home”, el documental que hizo el francés Yann Artthus Bertrand para conmover al mundo, es en realidad un recordatorio eficiente de que la actividad humana se desarrolló de espaldas al hecho de que se podría estar rompiendo el frágil equilibrio que la Tierra había logrado en unos 4 mil millones de años y que posibilitó la vida en ella.
La intención del autor de esta impresionante obra fue, desde el principio, lograr una toma de conciencia “masiva, dura y brutal” y por eso quiso que llegara en forma gratuita a todos, algo que hizo posible el empresario Francois Henri Pinault, su mecenas, al entregarle 10 millones de euros para el rodaje que duró año y medio y otros dos para la distribución.
Hecha con una cámara digital de alta definición y con la última tecnología, “Home”, de 90 minutos de duración, alerta sobre los cambios producidos por el hombre en el planeta, mostrándonos todo desde arriba, en una mirada de fotógrafo que permite aquilatar en toda su riqueza y extraordinaria belleza la Tierra.
Deberíamos verla todos. Sin ninguna duda. Debería ser material de estudio en cualquier lugar donde haya niños y jóvenes formándose. Pero somos los adultos los que tenemos que tomar en este momento, no después, las medidas necesarias para evitar que el sutil equilibrio logrado por nuestro planeta se destruya irreversiblemente.
“Home”, doblada al menos a 14 idiomas se distribuirá mínimo en 87 países y los de habla hispana la escuchan en la voz de la actriz Salma Hayek, que le imprime el tono de serena sentencia de lo que nos ocurrirá si no reaccionamos ya. Nos jugamos nuestro futuro y el de las siguientes generaciones.
La especie humana, con apenas 200.000 años de haber aparecido sobre la faz del planeta, ha logrado ya poner en peligro el ambiente que este había logrado generar para hacer posible la vida sobre él. La Tierra es un milagro… la materia viva aún es un misterio. Ninguna otra especie se autodestruye arruinando su hábitat, no deberíamos hacerlo nosotros tampoco.