Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 4 Julio, 2018

El sector técnico de la “Sele” podría dar explicaciones

Óscar Ramírez murió en su ley.

Se aferró a un único sistema táctico: 5-4-1 y ni el gol de Serbia lo sacó de su adicción.

Conocidas las dificultades del director técnico a la hora de expresarse, no hubo forma durante el desarrollo del Mundial, de que los costarricenses nos enteráramos con absoluta claridad, por qué la preferencia de nuestro estratega hacia cinco de los jugadores que usualmente formaron esa línea de cuatro en la mitad del campo: Guzmán, Borges, Ruiz, Bolaños y Venegas. Los tres primeros fijos y los dos últimos alternándose.

Óscar Ramírez no dudó ni medio segundo, que estos eran sus hombres de la cintura y se enterró con ellos: Ureña, Campbell y Colindres eran sus opciones de ataque, mucho antes de que en Costa Rica se armara el alboroto con el caso específico de Jonathan McDonald. En la mente del “Macho”, jamás existió la posibilidad de convocar al goleador de la Liga, porque no cabía en su esquema.

Tampoco otros jugadores, de ahí que distrajo la atención, llevando de paseo a Europa a Wilmer Azofeifa y a Josué Mitchell en una gira de fogueo.

Terminada la novela… ¿merecen los costarricenses en frío, una explicación del guion?

Como periodista deportivo me parecería interesante, asistir a una conferencia donde los integrantes de la Comisión Técnica de la Tricolor y la tripleta del cuerpo técnico: Ramírez, Marín y Larrea, le expliquen a la prensa, para que esta a su vez lo transmita a los aficionados, las razones tácticas que “obligaron” a don Óscar a utilizar en el Mundial solo a sus hombres de confianza.

Miles no entendimos nunca, por ejemplo, qué le veía el entrenador a Venegas, que los otros “ignorantes” no observábamos, por citar solo un caso.

Cuando fue cuestionado por este caso específico, don Óscar no supo o no pudo dar razones o explicaciones claras y mucho menos contundentes. El enredo verbal se asemejaba al enredo que se le observaba al medio campo en la cancha.

Una cita con la prensa, no para pelear, criticar o cuestionar, porque ya lo pasado pasó, sino para entender y quizá (que sería lo mejor), comprender, las razones del cuerpo técnico para sus ordenamientos, podría resultar beneficiosa.

Con videos de los juegos y los técnicos explicando en vivo las razones de los movimientos, podría darse una mejor comprensión de lo actuado.

¿Y ya para qué?, dirán algunos.

En lo personal y como profesional de la prensa, me resultaría bien interesante.

[email protected]ublica.net