Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 13 Agosto, 2008

El regreso de Calderón

Carlos Denton

Un 14% de los costarricenses dice que votaría por Rafael Angel Calderón del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) en la elección de febrero de 2010, según la encuesta de CID/Gallup realizada a finales de julio. Esto le coloca en tercer lugar, detrás del candidato posible del Partido Liberación Nacional (PLN), en primer lugar, y de Ottón Solís, en segundo.
Pero hay una variable dentro del contexto de esta contienda que no es posible ignorar y que puede tener un impacto importante en las fortunas políticas de todos los participantes. ¿Qué pasará si Calderón es absuelto o declarado inocente de los supuestos cargos en su contra en el juicio que tiene pendiente en los tribunales? Es muy posible que recibiera un impulso (lo que llaman los analistas un “bounce”, por falta de palabra adecuada en el español) y de repente estuviera compitiendo con más fuerza en el mercado electoral del año venidero.
En ese caso, lo que ha dicho Luis Fishman, presidente del PUSC, podría ser cierto, y se tendría que ir a segunda vuelta para decidir el futuro presidente. Lo que no está claro, en este posible caso, es quiénes serían los dos candidatos que irían a la segunda vuelta.
El pueblo costarricense en general se asocia y apoya al conciudadano que se percibe que ha sido maltratado por las autoridades. Después de todo, no hay nadie que no haya sido impactado negativamente por alguna decisión o trámite del gobierno en algún momento de su vida. Cuando están haciendo filas o presentando peticiones, se establece un cierto nivel de compañerismo entre los que están sufriendo con paciencia la ineficiencia o la incapacidad de los burócratas.
Una cosa es ser víctima de la tramitomanía, o de un mal cálculo en el cobro de los impuestos, y otra cosa es haber estado en la cárcel, haber viajado en la “perrera”, y haber sufrido humillación pública y notoria.
Entonces, si Calderón de repente crece en la intención de voto a merced de la compasión y la simpatía del pueblo, ¿a cuál de los otros candidatos le quitaría votos? Si lo que dice Fishman es cierto, y Calderón corre a la izquierda del PLN, es posible que le quite apoyo a Ottón Solís. Si corre más hacia el centro, le quitará apoyo a Laura Chinchilla o a Johnny Araya, dependiendo de a cuál de estos dos se le asigne la candidatura del PLN.
Las raíces del calderonismo están con los más pobres del país —allí es donde construyó su fuerza política el padre del actual candidato del PUSC. No es por nada que la mayoría de los sindicatos y del clero apoyó a Calderón Guardia en la guerra de 1948. Pero ¿tendrá la capacidad el hijo del “doctor” de construir este tipo de base cuando ya está Ottón Solís posicionado entre los mismos?
Mucho puede ocurrir en los meses venideros que pueda variar la configuración de la carrera para la presidencia de 2010. Por ejemplo, los libertarios podrían montar por primera vez una campaña nacional bien financiada y organizada, o “el grupo del no” podría ganar alguna fuerza. No se puede subestimar la posibilidad de un regreso de Rafael Angel Calderón.

[email protected]