El problema d​el progreso de la India: menos mujeres van a trabajar
Solo una de cada cinco mujeres indias que viven en ciudades integra la fuerza laboral. Bloomberg/La República
Enviar

La robusta expansión económica y la riqueza cada vez mayor de la India tienen su precio: hoy están ingresando menos mujeres a la fuerza laboral. Esto pone en peligro el muy elogiado dividendo demográfico del país.

En la India, una sociedad conservadora, las familias adineradas no mandan a sus mujeres a trabajar; solo lo hacen las que no pueden llegar a fin de mes con el salario de un hombre. Hoy, solo una de cada cinco mujeres indias que viven en ciudades integra la fuerza laboral. En un panorama más amplio, esta tendencia disminuirá el impulso que la economía india recibe de su vasta población joven, afirmó Oxford Economics en un informe.
Esta semana, el Fondo Monetario Internacional pronosticó una expansión anual promedio del 9,9% para los próximos cinco años y que el país pasaría a Alemania y se transformaría en la cuarta economía más grande del mundo para 2022.
Sin embargo, datos de Naciones Unidas muestran que la participación total en la fuerza laboral bajó de un 68% en los años 80 a cerca del 60% en 2011, y más encuestas recientes de la Oficina Laboral de la India indican que la situación se mantuvo igual.
“Se proyecta que en las próximas décadas, la India sustituya a China como el país con la mayor población en edad de trabajar del mundo”, dijo Priyanka Kishore, directora de economistas de Oxford Economics para Asia. “Pero si no suben mucho las tasas de participación, el país queda mal parado para aprovechar ese boom demográfico”.
Ella agregó que a menos que la tasa de participación se eleve a entre un 70% y un 75%, es improbable que la mano de obra india impulse significativamente el crecimiento.
La ONU proyecta que la población india en edad de trabajar —entre 15 y 64 años— llegue a 1.100 millones de personas para 2050. Pero a menos que la economía del país crezca más del 10%, se le complicará absorber a todos esos trabajadores, dicen los analistas.
En su análisis de la fuerza laboral de la India, Oxford Economics detecta un declive generalizado entre ambos sexos y trabajadores urbanos y rurales, pero lo que llama la atención es la caída en la tasa de participación de las mujeres. La más alta es la de los trabajadores rurales hombres, que supera el 80%, y la más baja es la de las mujeres urbanas, de cerca del 20%.

Ver comentarios