Logo La República

Miércoles, 16 de junio de 2021



NOTA DE TANO


El Monstruo la tuvo para aplastar

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 18 mayo, 2021

Error de Kendall Waston metió al León en el juego

Se debe señalar a un responsable para que el Monstruo no devorara al León: Kendall Waston.

Es que aquella película parecía de ciencia ficción: al minuto 23 Saprissa aplastaba al Alajuelense 3-0 y no era que le estaba quitando el invicto. ¡No!, lo estaba eliminando de toda posibilidad de renovar la corona.

¡Pesadilla!.

Error garrafal de Leonel Moreira: 1-0

Autogol de Yürguen Román: 2-0

Gol en posición fuera de juego de Christian Bolaños: 3-0.

Ni el más acérrimo fanático morado en el mejor de sus sueños se pudo imaginar esta paliza. En menos de media hora, el Saprissa, aparentemente había liquidado la serie.

El invicto de la Liga; sus 14 juegos ganados, 8 más que el Saprissa; sus 49 anotaciones, 18 más que el Saprissa y sus 50 puntos, 21 más que el Saprissa se tiraban a la basura.

El Torneo Clausura apenas empezaba; los 22 juegos anteriores de la etapa de clasificación, no contaban: prodigios de nuestra dirigencia.

Lea más: Solo el título 36 le permitirá a Saprissa clasificar a Liga Concacaf

Así las cosas, con el Monstruo desangrando al León por todo su cuerpo, el experimentado defensor del Saprissa, Kendall Waston, metió a su desahuciado rival en el partido, al cometer una falta de penal tan infantil como innecesaria a Johan Venegas en el minuto 38, que le dio un vuelco al escenario.

Saprissa tuvo para matar con un 4-0; el gol lo tuvo Jimmy Marín y el juez Hugo Cruz se tragó una falta de penal de Román al mismo Marín, que quizá, de anotarlo el Monstruo, le ponía cifras de escándalo al juego.

Pero, luego de que Bryan Ruiz descontó al anotar el penal, la Liga atrapó mentalmente un partido que se le había escapado de las manos y entró de lleno a buscar un segundo gol que lo acercaba mucho a la final de cara al juego de vuelta.

Y Alajuelense lo logró temprano en la segunda parte, con un cierre de infarto, porque ese 3-2 finalmente terminó en un 4-3, con un Monstruo sin piernas, con dos jugadores expulsados, apenas para sostener la mínima victoria.

Lea más: Suspenderán partidos de Clausura 2021 si afición irrespeta medidas sanitarias

El alucinante 3-0 del arranque, terminó en un apretado 4-3, que le da el chance al Alajuelense de ganar 1-0 la vuelta y seguir con vida.

Al Saprissa le faltó cabeza fría, paciencia, inteligencia y hasta maña, para sostener tan rica ventaja. Ese 3-0 era contundente, aniquilante y no lo supo manejar. Faltaron líderes pensantes.

Entonces, cuando Waston empujó a Venegas innecesariamente, la ruta del partido cambió, el León agonizante recibió oxígeno, se levantó y empezó a morder.

¡Está vivo!

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.