Enviar
El mejor propósito de Año Nuevo


Hoy concluye 2008. Nos preparamos para despedir el año, celebrando y en ambiente festivo darle la bienvenida a 2009. ¡Que sea un hermoso año para todos!
Algunos por enfermedad, pobreza extrema u otras calamidades no podrán celebrar y con ellos nos solidarizamos. Ese debería ser nuestro principal propósito para el año que se inicia: la contribución de cada quien para que el sufrimiento de otros sea menor.
La lista de buenos propósitos suele ser extensa cuando finaliza un año y vemos ingresar al nuevo como una posibilidad de concretar deseos, aspiraciones que hemos venido planeando y hasta algunas que temerosas, ocultas en el rincón más íntimo de nuestra mente, esperan ansiosas su oportunidad también.
Todo eso es bueno, renueva la esperanza, recarga baterías, genera sinergias positivas y mucho más. El ritual de la celebración de fin de año bien puede ser el símbolo de la decisión de abandonar aquello que hicimos y no sirvió para nada bueno y potenciar todo lo que identificamos como importante para el beneficio personal, familiar y social.
Pero quizás el mayor propósito de final y comienzo de año, el que puede impactar directa y positivamente sobre todos los demás, sea el del mejoramiento personal.
Si nos proponemos ser mejores personas será mejor nuestra vida, nuestra relación familiar, nuestro rendimiento en el trabajo y todo aquello que, de un modo u otro tenga que ver con cada uno de nosotros en la construcción de esa mejor Costa Rica que debemos proponernos hacer en 2009.
Difícilmente podremos tener éxito si solo vemos los errores ajenos. La reconstrucción de una larga acera de kilómetros y kilómetros siempre empieza por arreglar, cada quien, el pequeño pedacito que le corresponde frente a su casa. Del amor y cuidado con que lo hagamos se contagiará nuestro vecino.
Que los errores de 2008 queden atrás no porque terminó el año o porque vamos a olvidarlos sino porque haremos lo necesario para corregirlos.
Que a las necesarias e ineludibles reglas y acciones para que la convivencia en este país pueda ser en paz, se sumen las manos dispuestas a levantar a los que han caído.

Que tengamos todos ¡Feliz año 2009!

Ver comentarios