El mediterráneo al estilo Tintos y Blancos
Andrés Vega, chef ejecutivo del restaurante, es un inquieto creador que desea sumarle a la cocina mediterránea productos costarricenses. Gerson Vargas/La República
Enviar

En el restaurante Tintos y Blancos tienen claro que su propuesta gastronómica es de estilo mediterráneo, pero el chef ejecutivo Andrés Vega es un inquieto creador que desea sumarle a esa popular cocina los productos costarricenses y mejores técnicas de elaboración.

Su creatividad se refleja en pequeños detalles, desde elaborar en el lugar el pan artesanal que sirven con ciertos platos, hasta apuestas más riesgosas como incluir plátano maduro en un risotto.

“Al lado de los productos mediterráneos trabajamos con otros autóctonos. Una de las características de nuestra gastronomía es que constantemente buscamos nuevas técnicas, queremos salirnos del molde”, dijo Vega.

Con el paso del tiempo hay platillos que se volvieron emblemáticos. La cazuela de mariscos es un claro ejemplo de esas opciones que conquistan paladares a diario.

Esta crema de frutos del mar resalta por ser generosa en tamaño; en su interior el comensal encontrará tentáculos de calamar, pulpo, almejas, mejillones, pescado proveniente de pescadores artesanales, camarones y hongos.

Al degustarla resaltan sabores como el ajo rostizado, el perfume del vino blanco y el tomate natural. Su gusto a mar agrada y el pan artesanal que lo acompaña es el complemento ideal.

Para los que disfrutan la cocina inspirada en Italia, Tintos y Blancos les propone su risotto mar y montaña. Este combina de manera interesante sabores que armonizan y una agradable cremosidad.

“Este plato incluye camarones, mejillones, almejas, hongos, tomate cherry, albahaca, queso parmesano, salsa de tomate y un condimento muy especial de pescado deshidratado. De lo que más disfrutan quienes lo prueban es la combinación de los camarones con los hongos”, detalló el chef ejecutivo.

Una alternativa que resulta atractiva para quienes desean probar diversas opciones son las tapas del menú. Además de que son una excelente compañía para la amplia cantidad de vinos.

La recomendación de Vega para quien busca una poco conocida es el montadito de fuet, un tipo de embutido curado de cerdo, con queso provolone ahumado, proveniente de Zarcero y que se sirve sobre tostadas de pan tumaca (tomate, aceite de oliva y sal).

Si buscan algo más clásico, entonces unas patatas bravas o montaditos de jamón serrano serían las otras alternativas. Lo mejor es que también son ideales para compartir.

“Nuestra misión es que la gente al salir lo haga con deseo de recomendarnos y que vuelvan con alguien más porque les gustó”, finalizó el chef.


Detalles


Restaurante Tintos y Blancos
Dirección:
Multiplaza Escazú, parqueo V etapa y en la Vereda de Terramall
Horario: Todos los días de 12 m.d. hasta la 1 a.m.
Teléfonos: 2201-5937 y 2278-6900

Ver comentarios