Enviar

Después de ver el partido tan sufrido para la clasificación al Mundial de Rusia 2018, me gustaría compartirles algunas reflexiones para tomar en cuenta:

1. La humildad: Un factor fundamental para comprender que las victorias suceden en el momento en que se cuenta con la madurez y la experiencia para hacer frente a retos más desafiantes. Waston dijo "No es venganza ni es revancha, la gente habla de que si tenía una revancha contra Pinto o no. En realidad yo asumo mi responsabilidad, de que tal vez en su momento no di todo lo que tenía que dar y entonces no es revancha¨. Más claro no pudo ser, él posiblemente sabía que no estaba preparado hace cuatro años, pero ahora dejó más que demostrado que sí cuenta con la preparación física y mental para llegar al sueño de cualquier jugador de futbol, estar en un mundial.
2. La confianza en los demás miembros del equipo: Necesaria para alcanzar los objetivos: El verdadero trabajo de grupo se da solamente cuando existe confianza entre los compañeros y se cree en las decisiones acertadas del líder. Cada pieza es necesaria en el engranaje para alcanzar metas. Si no hay credibilidad, no hay trabajo en equipo, no hay pases para que otros metan goles ni victorias colectivas.
3. La paciencia: Quién podría imaginarse que Oscar Ramírez, el machillo, chiquitillo, delgado herediano que estuvo presente como jugador en el primer mundial de Costa Rica (Italia 90), llegaría a ser el primer entrenador costarricense en llevar al mundial a otra generación de jugadores 28 años después.
4. El trabajo duro: Para todos los que buscan obtener resultados fácil y rápido como bajar 10 kilos en un mes, ganarse un título universitario en menos de un año, obtener ascensos sin sacrificios, en fin, tantos ejemplos en donde muchos esperan y creen merecerse lo mejor de lo mejor haciendo el mínimo esfuerzo, lamento informarles que los milagros no existen para los mediocres y la realidad es que nada de lo que realmente vale la pena en la vida es fácil de alcanzar, mucho menos, mantenerse en la cima.
5. Caer pero aprender a levantarse: Cuántas veces hemos cometido errores en la vida y nos hemos caído, golpeado, sangrado y llorado pero luego poco a poco con la sabiduría de aprender de los errores comprendemos que esa situación difícil era solo un escalón más para seguir acercándonos a nuestro sueños y metas. ¿Cuánta gente ha criticado la labor de Oscar Ramírez y de muchos de los jugadores?. ¿Cuántas personas han puesto en duda nuestra capacidad profesional, cuántos incluso han disfrutado de nuestros fracasos?, pues tomando en cuenta todas las caídas lo único que queda es levantarse, porque ya no hay nada que perder, porque es la oportunidad de abrir un nuevo capítulo en la vida para escribir una nueva aventura, con riesgos, peligros, emociones, incertidumbres, eventos que nos enriquecen y nos convierten en mejores personas.

Lo importante es tener la esperanza, mantener el esfuerzo, el trabajo duro, la paciencia, perseverancia de que nosotros podemos meter ese gol que anhelamos en el corazón pero esa historia la vamos escribiendo entre sudor, sangre, lágrimas, poniéndonos con orgullo nuestra camiseta y arrollándonos las mangas para trabajar en nuestro sueño. Nunca lo vamos a alcanzar siendo simples espectadores ni personajes secundarios, solo protagonistas.

201710101529520.IMG_1099.JPG

Ver comentarios