El ejercicio legal se adapta a la tecnología
Enviar

El uso de la tecnología es una transformación que ya lleva tiempo abriéndose camino en la forma de ejercer el derecho, esto es una manera de adaptarse a las nuevas formas en que los consumidores de cualquier servicio se vuelcan a la tecnología.

En la actualidad el cliente siempre está en línea y esta es la estrategia perfecta y eficaz de llegar a ellos. Por medio de perfiles distintos, nuevos sistemas de trabajo y nuevas formas de ejercer ayudan a adaptarse a este cambio obligatorio.

Ahora los abogados disponen de las herramientas necesarias para acercarle el servicio, para personalizarlo, para estar presente. Lo que tienen que hacer es ser capaces de integrarlas en su día a día.

Gracias al cambio en la tecnología es inconcebible que en la administración jurídica no se sepa, al término del día, cuántos casos se han resuelto o están en proceso; o cuándo, por ejemplo, se tienen que presentar documentos o celebrar audiencias.

El sistema todavía debate si, a nivel tecnológico, los abogados están 100% actualizados. En todo caso, cuando entre más tecnología jamás podrá sustituir al ser humano en el proceso de toma de decisiones porque esta es una labor de “artesanía” que no puede realizar ninguna inteligencia artificial.

La tecnología no sustituirá al abogado, al contrario, lo necesitará para coexistir. Sobrevivirán los que mejor sepan adaptar su trabajo a la tecnología.


EL RETO DE ENCONTRAR HERRAMIENTAS ADECUADAS


  • El control de los plazos y de la documentación de cada caso, la falta de tiempo, la dificultad en el manejo de informática y la seguridad de sus datos, son, junto con la generación de nuevos clientes, algunos de los puntos claves.
  • Buscar un software de acuerdo con los principios y utilizando las tecnologías propias de la nube.
  • Disponer de niveles de seguridad máximos que permitan la protección adecuada de la información de los clientes.
  • Conectar las soluciones con todos los demás softwares que se utilizan diariamente en los despachos, como Microsoft Office (Word y Outlook).
  • Aprovechar al 100% los teléfonos inteligentes.