“El cáncer de mama puede tratarse como una enfermedad crónica”
Que a una mujer le diagnostiquen cáncer de mama no significa que perderá sus senos, aseguró Julio Argüello, radiooncólogo. Gerson Vargas/La República
Enviar

Encontrar un bulto en su pecho no tiene por qué ser una sentencia de muerte; por el contrario, hallarlo cuanto antes se traduce en mayores posibilidades de sobrevivir y convertirlo en una enfermedad crónica.

Por esto, especialistas como Julio Argüello, radiooncólogo del Centro de Radioterapia Siglo XXI, apuestan por derribar mitos que rodean al cáncer de mama e incentivar la detección temprana.

¿Cuál es el principal mito que enfrentan las mujeres respecto al cáncer de mama?
Las mujeres piensan que si lo toco o si se hace cirugía se va a extender más, se va a propagar. Ese es el principal mito y la premisa es que resulta fundamental el diagnóstico temprano, no hay que dejarlo pasar, no hay que pensar que es un quiste, una inflamación o un tumor de grasa; sobre todo si hay factores de riesgo, deben acudir al médico.

¿Cuáles son esos factores de riesgo?
Existe población con un riesgo aumentado, que tiene herencia familiar en primer grado; las mujeres con sobrepeso, diabetes. También la edad es un factor de riesgo, cuanto más edad mayor el riesgo, aunque también hay jóvenes que tienen diagnóstico. También se le asocia con el consumo de tabaco, alcohol y estilos de vida no saludables.

¿Cuándo se recomienda una mamografía?
Se debe hacer a partir de los 40 años, y si el riesgo aumenta por otros factores se debe comenzar a los 35.

¿Y el autoexamen?
Al menos una vez al mes, generalmente una semana después del periodo menstrual. Se recomienda estar frente a un espejo; utilizar tres o cuatro dedos, moverlos en forma rotacional siguiendo las manecillas del reloj. Se debe hacer presión en el pezón para ver si hay secreciones. Además, cualquier bulto o masa que aparezca en la axila es importante.

¿Por qué se enfatiza en la detección temprana?
El tamizaje es importante, no para curar la enfermedad sino para encontrarla. Cuanto más temprano se pueda diagnosticar, las posibilidades de curación son mayores. Un nódulo pequeño y que no tenga enfermedad más allá de la mama, tiene posibilidades altas de sobrevida, que ronda los 90% y el 95%. El cáncer no es una sentencia de muerte y usualmente se vuelve una enfermedad crónica, como tener diabetes.

¿Cuál es el tratamiento?
Una vez que se tiene una biopsia, se diagnostica y se ha valorado de forma exhaustiva la enfermedad, se toma la decisión de cuál es el mejor tratamiento. Históricamente es cirugía primero y a partir de los hallazgos vienen los tratamientos adyuvantes o complementarios que por lo regular, son la quimioterapia y radioterapia.

En el caso de la cirugía, ¿significa la pérdida de un seno?
No. En los últimos años han habido avances, hay evidencia de pacientes que se benefician de recibir una quimioterapia inicial, que ayuda a reducir el tumor y después se realiza una cirugía más sencilla, más cosmética de forma que no hay que amputar pechos. Y luego radioterapia.

¿Están exentos los hombres de padecer este mal?
Uno de cada 100 pacientes de cáncer de mama es hombre. Es raro, infrecuente, pero se ha visto que en ellos tiene agresividad mayor. Son menos conocidas las causas, pero requiere un tratamiento similar.

Ver comentarios