El chef de Fidel Castro revela los mejores restaurantes de Cuba
La Habana destaca entre los turistas por sus paisajes, no por la comida pero estas sugerencias marcarán la diferencia. Bloomberg/La República.
Enviar

Le pedimos a uno de los chefs privados de Fidel Castro, Iván Justo, que abriera su pequeña agenda de contactos de La Habana, estos son los lugares, sugiere, que cambiarán la credibilidad culinaria de su ciudad natal de una vez por todas.

El Cocinero.

Hay que llamar con una semana de antelación para conseguir una reserva en este popular sitio del barrio Vedado porque suele estar excepcionalmente ocupado para los estándares de La Habana.

Visitarlo es unirse a una joven multitud de expatriados con dinero y sofisticados cubanos para degustar una langosta a la parrilla y cócteles (no hay menú, sólo hay que decirle al camarero lo que le gusta).

Casa Miglis

Un restaurante de inspiración sueca en el barrio del Centro de la Habana. Este lugar pintado completamente de blanco a pocas cuadras del mar sirve platos de ambos países. Piense en las albóndigas suecas y el estofado de cordero cubano. Para beber, daiquiris fuertes y bien hechos.

La Guarida

El ambiente es auténticamente cubano: un comedor con candelabros en el tercer piso de una mansión en ruinas, con azulejos originales y sillas antiguas de estilos incompatibles. Solicite una mesa en la nueva terraza de la azotea, con vistas a toda la ciudad vieja, y pida el pollo asado. El clásico cubano se perfecciona con un chorro de miel, un ingrediente que es difícil de encontrar en este rincón del mundo.

El Chanchullero

La comida es lo suficientemente buena para garantizar colas habituales en la puerta. Reserve una mesa antes de las 7 p.m., cuando los lugareños comienzan a llenar el lugar de codo a codo, y se refrescan con bebidas de ron congelado y cócteles de frutas frescas.

El Floridita

Probablemente ya sepa que era el bar favorito de Hemingway. Haga la peregrinación y encontrará daiquiris de grifo, una banda completa de rumba, y un montón de aficionados a la salsa que se dejan la piel en la pista de baile.



Ver comentarios