Ejército peruano se alista para protesta sindical
Enviar
Ejército peruano se alista para protesta sindical

Lima
EFE

El Gobierno peruano alista al Ejército para ayudar a la policía a garantizar la seguridad en una gran protesta nacional que efectuarán hoy varias organizaciones sociales y gremiales contra la política económica del Ejecutivo y el alza de los precios.
La llamada “Jornada Nacional de Lucha”, convocada por la Confederación General de Trabajadores de Perú (CGTP), el principal sindicato del país, y por diversas agrupaciones aglutinadas en la Coordinadora Político Social, es la segunda gran movilización contra el Gobierno de Alan García en lo que va de año.

La protesta sindical coincide con una huelga de 24 horas de los profesores por la reducción del presupuesto del sector para el próximo año y otra similar en las regiones de Cuzco, Arequipa, Apurímac, San Martín y Huánuco contra la situación económica y en demanda de una mayor atención a los problemas locales.
En el sur, organizaciones de las localidades de Ica, Pisco y Chincha protestarán, por su lado, por la demora en la reconstrucción de la región tras el terremoto del 15 de agosto de 2007, entre otros asuntos.
La autorización del Ejecutivo para que el Ejército colabore con la policía en las labores de seguridad durante la protesta, publicada el domingo último en la gaceta oficial, ha desatado el rechazo de las organizaciones sociales, que consideran esta medida como una forma de atemorizar a la población.
Según declaró al diario Perú 21 el ex ministro del Interior Fernando Rospigliosi, la presencia en la calle de los militares durante la protesta es “negativa, peligrosa e innecesaria” porque se trata de un sector que no está preparado para intervenir en asuntos de orden público.
Por su parte, el Gobierno consideró “normal” la intervención de los soldados y calificó la convocatoria de la protesta como una actividad “política” orientada a las elecciones presidenciales previstas para 2011.
Perú, que registró en 2007 uno de los más altos crecimientos económicos de la región, tiene uno de los peores salarios del continente y la pobreza afecta al 40% de la población.
El malestar en Perú se ha agravado por la subida de los precios de los alimentos y los combustibles, con una inflación en el primer semestre de 3,51% y el sueldo mínimo en 500 soles (unos $177).
Desde que empezó su gestión en 2006, García, con un 20% de popularidad en la actualidad, ha afrontado constantes protestas sociales por diversas demandas, entre ellas un paro agrario que se saldó con cuatro muertos en febrero pasado.
En una manifestación, en la sureña región de Moquegua en junio, fueron retenidos 60 policías y el 9 de julio pasado 21 agentes resultaron heridos durante el ataque de miles de manifestantes a la sede del gobierno regional de Madre de Dios, en la Amazonía peruana, durante una protesta que coincidió con la primera “Jornada de lucha” de la CGTP de este año.

Ver comentarios