Enviar
Ejercicios funcionales

Los ejercicios funcionales se emplean desde hace muchos años en la rehabilitación de personas que sufrieron accidentes, operaciones o enfermedades debilitantes, así como personas mayores que han perdido fuerza muscular, equilibrio o flexibilidad. Son ejercicios que simulan o remedan los movimientos y actividades que la persona hace en su casa o en el trabajo.
Consisten en entrenar a la persona y fortalecerla para aquellas actividades de su vida diaria, mejorando el balance muscular y la estabilidad de las articulaciones con el fin de que realice esas actividades más fácilmente y con menor riesgo de lesionarse.
Entrenamiento funcional es también aquel dirigido a mejorar el rendimiento, la fuerza, la resistencia, la coordinación y el balance muscular necesarios para la práctica de los diferentes deportes.
Los ejercicios funcionales requieren movimientos en múltiples planos, involucrando varios grupos musculares, soportando el peso del cuerpo y obligando a la persona a mantener la estabilidad y el equilibrio, a tener una mayor sincronía y coordinación en el movimiento y obligándola a trabajar los músculos del tronco (los 30 músculos localizados entre la columna lumbar y las caderas). Son movimientos similares a los de las actividades diarias.
Para el entrenamiento funcional se emplean máquinas con cables, con brazos movibles (máquinas de movimiento libre). Se emplean también mancuernas para ejercicios de peso libre, bolas para ejercicios de diferentes tamaños, ligas o cintas elásticas, superficies de apoyo inestables como almohadones, plataformas o bolas Bosu.
Ver comentarios