Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Ejemplo santiaguino

Alfredo Puerta [email protected] | Lunes 23 mayo, 2011




Ejemplo santiaguino…

En un viaje reciente a Santiago de Chile observé con asombro la similitud entre el tipo de cambio de ese país y el de Costa Rica.
En promedio, ambos tipos de cambio se ubican cercanos a 500 pesos o colones por dólar, esto podría hacer pensar que ambas economías se encuentran en condiciones similares, lo cual es cierto a medias.
No obstante, Chile tiene algo que Costa Rica no posee y es la capacidad de explotación de una materia prima, como es el caso del cobre; aunque en los últimos años, el país ha cambiado y está produciendo una nueva suerte de insumo productivo (en mi opinión, mucho más atractivo), como lo es el talento humano, en especial en las áreas, tecnológicas, artísticas y de innovación.
Quizás el mayor ejemplo a seguir de la economía chilena, es su desarrollo del mercado financiero (incluyendo al bancario y al de valores), que ha permitido una cultura del ahorro que se aprecia en los agregados económicos del país.
Este mercado se incrementó en un 10,52% en moneda nacional y en un 25% en moneda extranjera (lo que explica en parte que se mantenga bajo el tipo de cambio), mientras que en Costa Rica los depósitos en moneda extranjera se incrementaron en un 14% y en moneda local casi un 4% con respecto al año anterior.
La importancia del ahorro en un país radica en la capacidad de generación de fondos internos que faciliten la disponibilidad de recursos para la realización de proyectos de mediano y largo plazo. El ahorro en Chile ha sido en promedio cercano al 18% durante los últimos dos años, mientras en Costa Rica ha decrecido.
Como referencia adicional, los administradores de pensiones representan cerca de las dos terceras partes del Producto Interno chileno, lo que equivale a cerca de $100 mil millones; en Costa Rica estos fondos podrían estar cerca del 20% del PIB.
Adicionalmente, hay que recordar que Chile sufrió un fuerte terremoto en febrero de 2010, por lo que las cifras de crecimiento de ese año se vieron afectadas por la recuperación, pero corrigiendo ese efecto, el crecimiento de la economía se ubica en al menos un 5% con respecto al año anterior.
Es obvio que para poder llevar el país hacia un nuevo escalafón de crecimiento es necesario el fortalecimiento del mercado financiero y en especial del de valores; por ello creo que el esfuerzo que está realizando la Sugeval con el programa del Aula Virtual, es pertinente y oportuno para este propósito y, por sobre todo muy en línea con el ejemplo santiaguino…

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]