Enviar
Ejemplo de proceso de Titularización

Lourdes Fernández

Después de un riguroso pero muy productivo y didáctico proceso, el pasado 15 de noviembre de 2007 la Contraloría General de la República refrendó el Contrato de Fideicomiso de Titularización entre el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (INCOP), Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR).

Este un claro ejemplo de un proceso de titularización en el que el INCOP es el Fideicomitente, que utiliza el canon que recibe de parte del Concesionario del Puerto de Caldera. Al respecto es importante mencionar que la Ley Reguladora de la Actividad Portuaria, establece que el canon percibido por INCOP relacionado con concesiones, debe destinarse al financiamiento de obras con énfasis en actividad turística.

El ICT resulta beneficiario del fideicomiso (fideicomisario mediato), puesto que la mayoría de las obras a realizar a través del fideicomiso, son de interés principal de ese Instituto. Ese rol calza a la perfección si lo confrontamos con la Ley Orgánica del ICT y el Decreto Ejecutivo No. 33151-MP del 8 de mayo del año en curso, puesto que de dicha normativa se desprende que el ICT es el ente rector de todas las actividades de índole turístico y asimismo está obligado a coordinar actuaciones tanto con INCOP como con JAPDEVA

El BNCR, además del rol de fiduciario, cumplió durante toda la gestación del proyecto como estructurador financiero y legal.

Esta titularización que inicia gestiones con el refrendo mencionado, no es la de mayor monto, pero sí es un excelente ejemplo de cómo cumplir a cabalidad con la razón de ser de la figura.

Por un lado, el canon que cancela el concesionario de Puerto Caldera al INCOP no es de gran envergadura, razón por la cual su utilización en forma puntual (o incluso reuniendo todo lo percibido en año por ejemplo), no es suficiente para la atención de grandes obras.

Con muy buen tino, tanto el INCOP como ICT están claros de que esos ingresos deben utilizarse en obras de trascendencia. Con el instrumento financiero, legal y de gestión ofrecido por el Banco Nacional, va a resultar factible utilizar en los próximos meses lo correspondiente al canon que el concesionario pagará durante los próximos quince años y así desarrollar una infraestructura de gran importancia para el Pacífico costarricense.

Por otra parte, se logró conjuntar en este contrato la participación de las partes claves para el logro del fin y objeto: además de fideicomitente y fiduciario, participa el ICT como fideicomisario, para también ser asesor y experto en materia turística.
Ver comentarios