Enviar

¡Ejemplo de interoperabilidad!

201308112045250.col1.jpg
Utilizo los servicios de “Central Directo” del Banco Central de Costa Rica (BCCR) desde hace más de dos años para vender mi salario que recibo en dólares y comprar colones. Son pequeñas sumas, pero gracias a este sistema me he ahorrado varios cientos de miles de colones.
Además de los evidentes resultados positivos del sistema, lo que más me enorgullece de utilizarlo es la satisfacción ciudadana de encontrar una entidad estatal que realmente se esmera por ofrecer un servicio público de calidad mediante una plataforma interoperable de tecnologías de información. El sistema puede ser accedido efectivamente desde Windows, Linux y Mac.
Soy testigo directo de que el BCCR se esmera, con cada versión nueva del sistema, en asegurar que la plataforma funcione apropiadamente para usuarios de diversos ecosistemas tecnológicos.
Esto es encomiable porque nos respeta a todos los usuarios —personas y empresas— permitiéndonos acceder al sistema con las herramientas que ya usualmente utilizamos. Esto ahorra costos y complicaciones a las personas y también a las PyMES. Lo contrario sería obligar a los usuarios a ajustarse a un único sistema, complicándoles así la vida y aumentándoles sus costos, como precisamente hacen muchas otras entidades públicas.
Asimismo, no se favorece a proveedores únicos de tecnologías; propiciando así una mayor independencia tecnológica de los ciudadanos, las empresas y el Estado costarricense. La dependencia tecnológica hacia proveedores únicos es harto conocida por sus desventajas y es particularmente inapropiada para el Estado, como fuertemente lo ha venido dictaminando la Contraloría General de la República en numerosos oficios.
Finalmente, este caso representa una clara y hasta vergonzosa demostración para el resto del sector público de que las cosas sí se pueden hacer bien, cuando hay voluntad política para hacerlo.
Con este caso el BCCR demuestra que una entidad pública de Costa Rica sí puede ofrecer servicios de mucha calidad, basados en tecnologías de información, tan complejos que soportan "Firma Digital" y todo ello sin menosprecio de la interoperabilidad.
La administración existe para estar al servicio de los administrados. Resulta más complejo y costoso para la administración implementar y mantener un sistema interoperable. Pero no hacerlo es pasarles la complejidad y costos al ciudadano “de a pie” y a las PyMES.

Óscar Retana
Co-director de Gridshield
[email protected]

Ver comentarios