Enviar

Eficiencia mata entusiasmo

Saprissa ganó en Heredia y es 50% campeón

Luis F. Rojas
[email protected]  

Saprissa demostró ayer que en el fútbol el entusiasmo no vale, sino los goles, y derrotó de visita al Herediano 2-0, en el primer partido de la final del Torneo de Apertura, dejando la mesa servida para coronarse campeón el próximo domingo.
El partido se jugó en el marco de un llenazo impresionante que tiñó las gradas del Rosabal Cordero de rojo y amarillo; la expectativa era enorme y la opción del Herediano de conquistar un campeonato despertó en la Ciudad de las Flores la ilusión, que se tornó en amargura al final.
Herediano empezó como tromba, acelerado, pero inofensivo. Los rojiamarillos corrían y corrían, pero Fausto González lucía tranquilo en su marco. Jafet Soto y Marvin Angulo, quienes se suponía debían manejar el mediocampo florense, no aparecían y Saprissa se limitaba a aguantar mientras pasaba el aguacero, o mejor dicho, la llovizna florense.
Javier Delgado, técnico local, cambió su dupla de ataque y arrancó con el mexicano Montezuma Serrato en lugar de Gerald Drummond, como compañero de Kenneth Vargas, pero la variante de nada valió; la única acción real de peligro que tuvo Fausto en esta primera etapa fue un rechazo de puños tras un tiro de esquina.
Al igual que le pasó al Alajuelense en la semifinal con Saprissa, un equipo corría y el otro punzaba; Saprissa salió de su encierro tras el primer cuarto y el peligro real, ese que vale la pena, llegó al marco rojiamarillo.
Hagamos un recuento; cabezazo de Montoya contra su marco, casi autogol; Armando Alonso solo contra Ricardo, pero gana el guardameta; tiro libre; cabecea Víctor Cordero y salva el horizontal y al 39’, tiro de esquina de Solís, hay una melé y Serrato comete autogol; por fin el gol y la desazón inundaron las gradas del Rosabal.
Los heredianos se habían descuidado en la principal acción de gol del Saprissa, la de bola muerta y el castigo llegó y doble porque se irían al descanso con otro golcito adentro, cuando un centro de Alonso Solís fue cazado en el centro por Borges, quien venció a Ricardo y puso un ambiente de funeral en el recinto herediano.
Para la complementaria, al minuto 62 ya Delgado había agotado sus variantes. El técnico buscaba una luz pero el partido transitaba en la oscuridad, al menos en el aspecto ofensivo de su equipo.
Al 63, Angulo asusta con remate cruzado sobre la meta de Fausto, pero nada. Otro remate de tiro libre de Marvin y Fausto respondió bien en el fondo.
Y sucedía lo mismo, Heredia sudaba en vano y Saprissa con tres toques iba al marco contrario; al 67’, Andrés Núñez llega frente a Ricardo, que nuevamente gana la acción del uno contra uno y salva a su equipo.
Al 75’, centro de Barrantes y Gabriel Badilla que cabecea para gol y de nuevo González vuela y salva.
Herediano respondió con remate de Angulo, que con un balazo hizo volar a Fausto quien rebotó el balón y salvó la acción.
Al final, Borges y Pupy probarían los puños del mejor del Herediano anoche, Ricardo González y por fin llegó el final del juego, cuando ya muchos aficionados locales habían cantado “viajera”. El partido de vuelta se realizará el próximo domingo a las 4 p.m.

Síntesis

0 Herediano: Ricardo González, Daniel Vallejos (Carlos Johnson, al 46’), Robert Arias, Mauricio Solís, Leonardo González, Félix Montoya, Junior Díaz, Marvin Angulo, Jafet Soto (Athin Rooper, al 62’) Kenneth Vargas y Montezuma Serrato (Jonathan MacDonald, al 46’). D.T. Javier Delgado.

2 Saprissa: Fausto González; Try Bennett, Jervis Drummond, Víctor Cordero, Gabriel Badilla, Andrés Núñez, José Luis López, Celso Borges, Armando Alonso (Randall Porras, al 87’), Alonso Solís (Ever Alfaro, al 67’) y Alejandro Alpízar (Michael Barrantes, al 74’). D.T. Jeaustin Campos.
Goles: 1 a 0, al 39’, autogol de Montezuma Serrato. 0 a 2, al 46’, Celso Borges.
Arbitro: Randall Poveda. Bien.
Asistentes: Edgar Mora y Alejandro Azofeifa.
El mejor: Celso Borges.
Estadio Eladio Rosabal Cordero, 8 p.m.

Ver comentarios