EE.UU. superó la gripe aviar y el precio de los huevos cae
Si bien el brote del año pasado mató aproximadamente la décima parte de las ponedoras de EE.UU., los productores contuvieron esta enfermedad sumamente contagiosa. Shutterstock/La República
Enviar

No solo han desaparecido los faltantes sino que además hay señales de la aparición de un exceso de oferta. Los precios estadounidenses cayeron un 75% desde el récord de agosto, cuando el mayor brote de gripe aviar obligó a los productores a destruir sus poblaciones de gallinas. Desde entonces, la población de gallinas ponedoras se recuperó más rápido de lo previsto mientras que la demanda de los hogares a los productores de alimentos fue floja.
Como el suministro está volviendo a la normalidad, los precios mayoristas se encuentran cerca de un mínimo de cinco años. El costo de preparar todo tipo de comidas, de tartas a tortas es más bajo que antes de que la gripe aviar matara a más de 35 millones de gallinas ponedoras y el gobierno gastara $1.000 millones para evitar que la enfermedad se propagara. El abaratamiento de los huevos es un alivio para compradores como Marybeth Flynn, dueña de Loretta’s Bake Shop & Café de Chicago, que no pudo subir los precios del menú lo suficientemente rápido el año pasado.
“Perdí ganancias”, dijo Flynn, que usa más de 500 huevos por semana en su local de West Loop, zona de moda de la ciudad. El verano pasado, cada caja de 15 docenas costaba $40, precio que era “demasiado alto para que mi pequeño negocio lo pudiera absorber”, señaló. Ahora, ha caído a solo $13, menos que antes del brote. “Desde entonces hemos bajado algunos precios”.
La caída fue veloz. Si bien el brote del año pasado mató aproximadamente la décima parte de las ponedoras de EE.UU., los productores contuvieron esta enfermedad sumamente contagiosa. Destruyeron sus poblaciones de aves, construyeron cercos para separar las aves enfermas e instalaron lavaderos automáticos para desinfectar sus vehículos. Por primera vez, algunos procesadores de Iowa importaron suministros extranjeros para cumplir con sus contratos.
Después que los precios que pagaban los supermercados del Medio Oeste aumentaron a más del doble en tres meses, a un récord de $2,77 la docena el 7 de agosto, la industria puso manos a la obra para hacer limpieza y comenzó a aumentar la producción. Solo pasan unos cinco meses desde el momento en que un polluelo rompe el cascarón hasta que tiene tamaño suficiente para empezar a poner huevos. Al aumentar la oferta. Un cartón de 12 cayó a 68 centavos de dólar el 6 de mayo, según el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) que rebajó su pronóstico 2016 de precios promedio en Nueva York siete veces en otros tantos meses.
La producción de huevos de mesa, que representa más del 80% de la oferta, llegó a 613 millones de docenas en marzo, con un aumento del 5,4% respecto de diciembre, el más grande de un comienzo de año desde por lo menos 1994, según los últimos datos del gobierno. En 2016, la producción total de todos los tipos de huevos se incrementará un 4,5% a 8.340 de docenas, comunicó el USDA en un informe del 10 de mayo.

 



Ver comentarios