EE.UU. rehúsa detallar ayuda a rebeldes sirios
De acuerdo con varios medios estadounidenses, el gobierno de los EE.UU. estará definiendo el suministro de armas pequeñas y municiones a los rebeldes sirios . AFP/La República
Enviar

EE.UU. rehúsa detallar ayuda a rebeldes sirios

La Casa Blanca rehusó el viernes dar detalles sobre el tipo y el alcance de la ayuda militar que va a proporcionar a los rebeldes en Siria, mientras el presidente de EE.UU., Barack Obama, espera dialogar sobre los próximos pasos para poner fin al conflicto en ese país con sus socios en el G8 a partir del lunes.
Varios medios estadounidenses señalaron el viernes que el Gobierno de Obama va a suministrar armas pequeñas, municiones y misiles antitanque a los rebeldes.
"Hay material que ha estado fluyendo hacia la oposición y que continuará en las próximas semanas", se limitó a comentar en una conferencia de prensa el asesor adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.
Según Rhodes, Obama tomó en las últimas semanas la decisión de autorizar el envío de asistencia militar a la oposición siria, tras haber rechazado el año pasado una propuesta al respecto apoyada, entre otros, por su entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton.
El objetivo es "fortalecer a la oposición en el terreno e incrementar su efectividad", coincidieron tanto Rhodes como la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.
Hasta ahora, Washington proporcionaba asistencia no letal a los rebeldes y la decisión de darles ayuda militar se produce después de que EE.UU. considerara confirmado que el régimen de Bachar Al Asad ha usado armas químicas contra la oposición, según anunció este jueves la Casa Blanca.
Obama aún no ha hablado al respecto, pero durante los últimos meses repitió que el uso de armas químicas supondría cruzar una "línea roja" que le haría cambiar de actitud ante el conflicto sirio.
Ante las declaraciones de Yuri Ushakov, asesor del presidente ruso, Vladímir Putin, y quien dijo que la información suministrada por Washington sobre el uso de las armas químicas no es convincente, Rhodes reiteró que EE.UU. tiene "un amplio rango de evidencia asociado a múltiples incidentes" con ese armamento.
Obama y Putin tendrán una reunión bilateral el lunes en paralelo a la cumbre del G8 en Irlanda del Norte en la que abordarán el conflicto sirio.
Con Rusia hay "fuertes desacuerdos" sobre Siria, admitió Rhodes, quien recordó que Asad "no está siendo presionado adecuadamente para que abandone el poder por aquellos que lo siguen apoyando".
El asesor agregó que tanto con Putin como con el resto de líderes del G8 Obama quiere hablar de "cuál es el mejor camino a seguir" para Siria, donde han muerto cerca de 93 mil personas en más de dos años de conflicto, según las estimaciones de la ONU.
En cuanto al establecimiento de una zona de exclusión aérea para proteger a los rebeldes y a la población civil, Rhodes sostuvo que EE.UU. no ha descartado esa opción, pero advirtió de que crearla sería "muchísimo más difícil, peligroso y costoso" que en el caso de la intervención en Libia.
También reiteró que la única opción "fuera de la mesa" es el envío de tropas estadounidenses a Siria.
Funcionarios estadounidenses prevén reunirse en los próximos días con el líder del Consejo Militar Supremo (SMC) sirio, Salim Idris, para abordar los detalles de la ayuda militar que Washington va a entregar a los rebeldes.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que armar a cualquiera de las partes en Siria "no ayuda".

Washington/EFE

 

Ver comentarios