EE.UU. no es "ciego" o "estúpido" en negociadora de Irán
Las negociaciones entre las potencias occidentales e Irán, que es signatario del TNP, se reanudarán el 20 de noviembre. AFP/LaRepública.
Enviar

EE.UU. no es "ciego" o "estúpido" en negociadora de Irán

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que Estados Unidos solo aceptará un acuerdo nuclear con Irán con contenido y aseguró que no son "ciegos" o "estúpidos" ante una posible estrategia de Irán para conseguir una rebaja de sanciones sin frenar su desarrollo atómico. "No estamos ciegos y no creo que seamos estúpidos. Creo que tenemos una idea bastante correcta de cómo medir si estamos actuando en el interés de nuestro país y de todo el mundo, en particular de nuestros aliados como Israel o los estados del Golfo ", indicó Kerry en una entrevista con el programa dominical de NBC "Meet the Press". El secretario de Estado habló después de que las negociaciones sobre el programa nuclear iraní en Ginebra entre representes de Teherán y el Grupo 5+1, que integran Alemania, China, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Rusia, acabaran sin acuerdo. Irán y las seis potencias que negocian la forma de implementar controles al programa nuclear iraní para garantizar su fin pacífico se quedaron a poco de cerrar un acuerdo que intentará alcanzarse el próximo día 20, en una nueva ronda de negociaciones.

Kerry reiteró durante la entrevista que la administración de Barack Obama está comprometida a obtener "un buen trato o no habrá acuerdo alguno". El jefe de la diplomacia estadounidense también recordó que Estados Unidos agotará la vía diplomática para persuadir a Teherán a que abandone sus ambiciones nucleares con el potencial de utilizarse en un programa armamentístico, aunque "todas las opciones siguen sobre la mesa", entre ellas la militar.
Kerry afirmó que las sanciones económicas contra Irán han permitido que Teherán se vea abocado a estas negociaciones y añadió: "no tenemos prisas, tenemos que obtener un acuerdo válido. Salir sin acuerdo es preferible un mal acuerdo".Con respecto a la presión de Israel, que pide que las sanciones no se rebajen hasta que el régimen iraní desmantele todo su programa nuclear, Kerry aseguró que "la presión se mantendrá" y el programa iraní "no continuará ni crecerá".En opinión de Kerry, las negociaciones son vitales para la seguridad de Israel, ya que "cada día que no conseguimos un acuerdo (para detener el programa atómico), siguen desarrollándolo".El presidente israelí, Simón Peres, se manifestó satisfecho de que el Grupo 5+1 no alcanzara ayer un acuerdo con Teherán sobre su programa nuclear, a la vez que respaldaba al primer ministro de su país, Benjamín Netanyahu, en sus demandas de que Irán cese el enriquecimiento de uranio."Las potencias no llegaron a un acuerdo con Irán, y mejor así", dijo el político israelí durante un acto en recuerdo del cuadragésimo aniversario de la muerte del fundador del Estado de Israel, David Ben Gurión.Peres destacó que, en su opinión, "un acuerdo está destinado a poner fin al programa nuclear de Irán, y la fórmula que estaba siendo barajada en la segunda ronda de negociaciones no se correspondía con ese objetivo".Se refería a las negociaciones que celebraron el grupo de países del G5+1 con representantes del nuevo Gobierno iraní, y que acabaron sin el acuerdo esperado, que permitiría un levantamiento parcial de las sanciones occidentales a Irán.

Israel, considerada la única potencia con armamento nuclear de Oriente Medio y que no ha firmado el Tratado de No Proliferación  nuclear, rechaza que Irán conserve la capacidad de seguir con el enriqueciendo de uranio al 20% o el material fisible ya enriquecido que tiene.Al comenzar la reunión semanal de su Gobierno, Netanyahu dijo que durante el fin de semana había hablado también con los presidentes y primer ministros de los otros países que forman el G 5+1 con el fin de advertirles de que el posible pacto es "un acuerdo malo"."El acuerdo que al parecer se está gestando es malo y peligroso. No sólo para nosotros sino también para ellos (occidente). Es malo porque rebaja la presión de las sancionesy en la práctica deja en manos de Irán la capacidad de seguir enriqueciendo uranio y de seguir adelante con la planta de plutonio", afirmó.
En una muestra de apoyo incondicional casi sin precedentes, Peres recalcó que "no conviene un acuerdo que deje en manos de Irán su capacidad nuclear" y agregó que "cree justa la postura del Gobierno israelí, tal y como la ha explicado Netanyahu".Algunos países sospechan que el programa nuclear iraní puede tener una vertiente militar, aunque Teherán ha reiterado que es exclusivamente civil y pacífico.

Washington/EFE

Ver comentarios