EE.UU. igualaría a la Alemania nazi
Si EE.UU. deja de pagar sus deudas en un mundo interconectado y globalizado, se corre el riesgo de una serie de consecuencias devastadoras que haría añicos los mercados accionarios de Brasil a Zurich. Archivo / La República
Enviar

EE.UU. igualaría a la Alemania nazi

 Incumplir con sus obligaciones de deuda convertiría a Estados Unidos en el primer gran gobierno occidental que entra en cesación de pagos desde que lo hizo la Alemania nazi hace ochenta años.
Alemania suspendió unilateralmente los pagos de sus deudas de largo plazo el 6 de mayo de 1933, tres meses después que Adolfo Hitler fue nombrado canciller.


El impago contribuyó a cimentar la base de poder de Hitler luego de años de inestabilidad política en que la República de Weimar soportaba deudas aplastantes.
“Estos, en general, son acontecimientos económicos catastróficos”, dijo el profesor Eugene N. White, historiador de la economía de la Universidad Rutgers en New Brunswick, Nueva Jersey. “No hay final feliz”.
Las indemnizaciones por deuda que acumuló Alemania, que en 1913 era la tercera economía mundial, dieron lugar al impasse político, de hiperinflación y de préstamos que llevó a los nazis al poder y a la cesación de pagos.
Esto muestra que el exceso de deuda tiene resultados caprichosos, como la guerra civil y el despotismo que causaron estragos en Florencia luego de que Eduardo III de Inglaterra se negara a pagar las obligaciones con los bancos de la ciudad estado en 1339 y la Revolución de 1789 que siguió a las suspensiones de pagos de la corona francesa en 1770 y 1788.
Si la mayor economía del mundo deja de pagar sus deudas en un mundo interconectado y globalizado, se corre el riesgo de una serie de consecuencias devastadoras que podrían hacer añicos los mercados accionarios de Brasil a Zurich y paralizar el mercado de
$5 billones de préstamos respaldados por el Tesoro. Los costos de endeudamiento aumentarían vertiginosamente, el papel del dólar como moneda de reserva del mundo quedaría en duda y la economía de los Estados Unidos y el mundo podría hundirse en la recesión… y potencialmente en la depresión.
Los líderes del Senado de ambos partidos están negociando para evitar una suspensión de pagos estadounidense antes de que entre en vigencia la caducidad de las facultades de endeudamiento el 17 de octubre, en momentos en que los senadores bloquean las leyes para evitarla y las conversaciones entre la Casa Blanca y los republicanos de la Cámara de Representantes han llegado a un punto muerto.
Los legisladores demócratas dijeron el 12 de octubre que la falta de avances podría tener efectos en los mercados financieros.
Después del 17 de octubre, Estados Unidos tendrá
$30 mil millones más los ingresos y comenzará a incumplir con los pagos en algún momento entre el 22 de octubre y el 31 de octubre, según la Oficina de Presupuesto del Congreso.
Los mayores impagos de los mercados emergentes de los últimos quince años muestran el ciclo de contagio que suele caracterizar a las crisis de deuda soberana.
Rusia suspendió los pagos sobre $40 mil millones de deuda local en 1998 luego de que el petróleo, su principal producto de exportación, se desplomó un 42% en medio de la desaceleración económica mundial que desató la crisis financiera asiática.

Bloomberg


Ver comentarios