EE.UU. aumenta su ataque en Siria e Irak
Los ataques en Siria se produjeron desde aviones de combate y aviones no tripulados y contaron con el apoyo de las fuerzas de Jordania y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), según indicó el Mando Central de Estados Unidos. AFP / La República
Enviar

EE.UU. aumenta su ataque en Siria e Irak

Las fuerzas militares estadounidenses participaron entre este domingo y en ocho ataques aéreos de la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI) en Siria y lanzaron otros tres ataques contra los yihadistas en Irak, informó el Pentágono.
Los ataques en Siria se produjeron desde aviones de combate y aviones no tripulados y contaron con el apoyo de las fuerzas de Jordania y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), según indicó el Mando Central de Estados Unidos.


Uno de los bombardeos "destruyó un vehículo armado del EI" cerca de Dayr ar Zawr, mientras que otro destrozó otro vehículo "de transporte de artillería y con tecnología antiaérea", y otros dos ataques impactaron en un edificio y un aeródromo controlados por los yihadistas cerca de Alepo, en el norte del país.
Los aviones también atacaron dos posiciones del EI cerca de Ar Raqqah, además de "un campo de entrenamiento" y un grupo de vehículos de los yihadistas "en una zona de estacionamiento adyacente a unas instalaciones de almacenamiento de cereales" controladas por el grupo extremista cerca de Manbij.
"Esas instalaciones estaban controladas por el EI como un centro de logística y de estacionamiento de vehículos", señaló el Mando Central.
"Aunque seguimos evaluando el resultado de estos ataques, las indicaciones iniciales apuntan a que fueron exitosos", agregó.
En Irak hubo un ataque "sin éxito" contra un vehículo armado del EI en el noroeste del país.
Otro bombardeo en los alrededores de la localidad iraquí de Kirkuk destruyó dos vehículos del EI, mientras que otro cerca de Sinyar destrozó otros dos vehículos armados de los yihadistas.
EE.UU., que en un principio limitó sus ataques contra el EI a Irak, comenzó el pasado día 22 a liderar una ofensiva contra los bastiones yihadistas en Siria, donde la milicia suní ha medrado, gracias a la guerra civil, hasta controlar vastas zonas del centro y este sirio, entre ellas centrales energéticas y pozos petrolíferos.
Por su parte, Walid al Mualem, ministro de Asuntos Exteriores de Siria, pidió en la ONU "unidad" en la lucha contra el grupo Estado Islámico (EI) y criticó a las potencias occidentales por seguir apoyando y financiado a grupos terroristas.
"¿No ha llegado la hora de que todos admitamos que EI, Al Nusrah y otros afiliados de Al Qaeda no se limitan a las fronteras de Siria o Irak y que se extenderán a cualquier lugar, empezado por Europa y EE.UU.?", advirtió Al Mualem ante el pleno del Asamblea General.
El jefe de la diplomacia siria recordó que su país viene desde hace un año advirtiendo del avance de estos grupos y criticó a Estados Unidos y sus aliados por seguir apoyando con "dinero, armas y entrenamientos" a grupos terroristas

Washington/EFE

 


Ver comentarios