Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



GLOBAL


EE.UU. advierte de sanciones contra quienes amenacen la paz en Yemen

EFE | Lunes 29 septiembre, 2014

Los hutíes, una milicia chií, controlan desde 2010 la provincia de Saada y tratan desde hace meses de ampliar las zonas bajo su dominio. AFP / La República


EE.UU. advierte de sanciones contra quienes amenacen la paz en Yemen

Estados Unidos condenó las acciones “hostiles” y “agresivas” contra el Gobierno de Yemen y advirtió que buscará imponer sanciones contra quienes “amenacen” la paz en el país africano.
La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, advirtió de que EE.UU. “está intensificando los esfuerzos para trabajar con la comunidad internacional en la búsqueda de sanciones contra las personas que amenazan la paz en Yemen, la estabilidad y la seguridad”.
EE.UU. instó a todas las partes a cumplir todos los aspectos del acuerdo de paz suscrito la semana pasada entre el Gobierno yemení y el movimiento rebelde chií de los hutíes, “en particular la devolución al Estado de todas las armas medianas y pesadas”, indicó en comunicado enviado el sábado por la noche.
La portavoz denunció a quienes “tratan de aprovecharse de la coyuntura de seguridad actual para exacerbar aún más la situación”, en concreto mencionó a los partidarios del antiguo régimen de Ali Abdalá Saleh y de los hutíes, “que siguen usando la violencia para promover sus propias agendas a expensas de la población yemení”.
El Gobierno yemení firmó el pasado domingo un acuerdo de “paz y asociación” con los rebeldes hutíes auspiciado por la ONU.
Los hutíes, una milicia chií, controlan desde 2010 la provincia de Saada y tratan desde hace meses de ampliar las zonas bajo su dominio, tras varias semanas de manifestaciones y enfrentamientos armados en la capital.
La organización Al Qaeda en la Península Arábiga reivindicó la semana anterior el lanzamiento de un proyectil contra las fuerzas que protegían la embajada de Estados Unidos en la capital del Yemen, Saná, y que impactó en sus alrededores.
En su cuenta de Twitter, el grupo señaló que había lanzado un proyectil contra la embajada que había causado “bajas entre los soldados que la custodiaban y dañado uno de sus vehículos”.
Una fuente de seguridad dijo que el proyectil impactó contra un coche cerca de la sede diplomática estadounidense e hirió a dos personas.
Añadió que la explosión se produjo a “cientos de metros” del complejo y no quiso confirmar si el vehículo dañado era de las fuerzas de seguridad que protegían la embajada.
Por su parte, una fuente diplomática estadounidense negó que el proyectil estuviese dirigido a la embajada.
El Gobierno estadounidense ordenó la reducción “temporal” de su personal en la embajada del Yemen como consecuencia de la “impredecible situación de seguridad” en el país.
Entretanto, un conductor suicida, supuesto miembro de la organización Al Qaeda, hizo explotar ayer un coche bomba en una base del grupo chií de los hutíes, Ansar Alá (Seguidores de Dios), causando muertos y heridos, en la provincia de Maareb, a 170 kilómetros al noreste de Saná.
Una fuente de seguridad, que no precisó el número de víctimas, informó que la explosión tuvo lugar en un hospital de la zona de Al Yafra que los hutíes utilizan como base, en la autopista que une la capital, Saná, con la ciudad de Maareb.
La fuente añadió que los hutíes trasladaron a las víctimas a la provincia cercana de Al Yuf.
El grupo Ansar Al Sharía (Seguidores de la ley islámica), una de las filiales de Al Qaeda en la Península Arábiga, reivindicó el atentado en un comunicado emitido en una de sus cuentas de la red social Twitter.
La nota señala que hubo decenas de muertos y heridos entre los hutíes y también daños materiales, como la destrucción de cuatro camionetas, tres vehículos militares todoterreno y dos blindados tipo Hummer, que fueron confiscados por los hutíes en Saná.

Washington/EFE