Enviar
EE.UU. teme ataque nuclear


El subsecretario de Estados Unidos John Rood afirmó que su país posee "indicaciones" de que grupos terroristas quieren hacerse con material nuclear con la intención de atacarlo, aunque evitó extenderse en detalles acerca de esos planes y de qué bandas hablaba.
Rood, que es responsable de Control de Armamento y Seguridad Internacional, hizo ese comentario a la prensa al término de la reunión de la llamada Iniciativa Global para Combatir el Terrorismo (GICNT por sus siglas en inglés), que ha culminado en Madrid su cuarta sesión plenaria.
La GICNT es un marco para la reflexión y el intercambio de información con el objetivo de prevenir que grupos terroristas se hagan con el control de material nuclear o radiactivo y cometan atentados.
Con esa intención se han reunido en Madrid 56 de los 73 miembros de la Iniciativa, surgida de un acuerdo de 2006 entre los presidentes de Estados Unidos, George W. Bush y Rusia, entonces Vladímir Putin.
"La lucha contra el terrorismo es un tema candente y hemos tenido aquí un importante debate", señaló Rood antes de agradecer a Rusia su condición de "socio firme" de la Iniciativa en presencia del viceministro de Exteriores de este país Serguéi Kisliak.
El funcionario estadounidense subrayó que hay varios grupos "activos" para intentar lograr material nuclear con el que cometer atentados, una afirmación que ratificó Kisliak.
"Somos conscientes de que el terrorismo es un reto global y si los terroristas consiguen material supone un desafío al mundo", apuntó el viceministro ruso, quien dio garantías de que toda la tecnología nuclear y radiactiva que posee su país está "protegida y defendida"", aunque matizó que el riesgo de robos "existe en cualquier Estado".
El temor a actos terroristas de carácter nuclear se ha expandido en el mundo y está en el origen de la GICNT, a la que se acaban de incorporar India, Jordania e Arabia Saudí, una muestra, según los altos funcionarios, del interés de una mayor colaboración entre países.
De lo que no se ha hablado en Madrid ha sido del programa nuclear impulsado por Irán y del que la comunidad internacional sospecha que no tiene los fines exclusivamente pacíficos que señalan las autoridades de Teherán.
John Rood aseguró que el contencioso iraní no estuvo presente en los debates, aunque no ocultó su preocupación por un asunto que ya ha originado fuertes debates en el Consejo de Seguridad y resoluciones con sanciones a Teherán.
El anfitrión de la reunión fue el secretario de Estado español, Ángel Lossada, quien dijo que Al Qaeda y su círculo "es la mayor amenaza a la que nos enfrentamos" y destacó la consolidación de la Iniciativa Global, aunque todos los participantes en la rueda de prensa reconocieron que queda camino por recorrer en la colaboración.
Entre los aspectos que prevé la GICNT figura la realización de ejercicios y maniobras, tanto de carácter teórico como práctico, para poner en común métodos de protección de instalaciones nucleares y el combate contra tráficos ilícitos.
Una muestra de la cooperación ruso-estadounidense fue el mensaje conjunto enviado al foro de Madrid por los presidentes Dimitri Medvédev y Bush, en el que se comprometen a impulsarlo para hacer frente a la amenaza terrorista.
Ver comentarios