Enviar
Visión depende del continente con el que se compare en Estudio Pisa
Educación tica muy bien, ¿o muy mal?
Promoción en pruebas de bachillerato disminuyó al 66,93% este año


La educación que reciben los jóvenes costarricenses es la segunda mejor de América Latina, únicamente superada por los chilenos, sin embargo, se encuentra por detrás de muchos países europeos y asiáticos, además de Canadá y Estados Unidos.
Así se desprende de los resultados arrojados por las pruebas del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (Pisa, por sus siglas en inglés), dadas a conocer ayer por Leonardo Garnier, ministro de Educación.
“Si de fútbol se tratara, estaríamos en la final de la Copa América con Chile, pero no habríamos clasificado al Mundial de Fútbol”, sentenció Garnier y señaló la importancia de dichas mediciones para readecuar los planes de estudio.
Costa Rica obtuvo un puntaje de 443, mientras que Chile superó al país por cinco puntos, lo que nos permitió ubicarnos en el primer lugar de las naciones debutantes en el Estudio Pisa.
En contraste, a nivel global quedamos en el puesto 45 de 75 naciones participantes.
Las pruebas Pisa se realizan cada tres años y en cada oportunidad la medición tiene un énfasis en una asignatura y en esta correspondió a la lectura.
Aunque se incluyó matemáticas y ciencias, estas materias solo se usaron como referencia y no se consideraron en la calificación final.
Las pruebas se aplicaron a 5.430 estudiantes distribuidos en 181 colegios de todo el territorio nacional, incluyendo diurnos y nocturnos, urbanos y rurales, así como públicos y privados para incluir en la muestra todos los sectores de la sociedad costarricense.
Esta medición, considerada la de mayor prestigio en el mundo, evalúa las competencias de los jóvenes de 15 años matriculados en centros de enseñanza secundaria.
Esta fue la primera vez que nuestro país participó en esta evaluación con otros nueve países nuevos y desde ya las autoridades de educación se preparan para afrontar la siguiente prueba en 2013, cuando el tema central serán las matemáticas y según Leonardo Garnier, ministro de Educación, a pesar de las correcciones que están realizando, se pueden esperar resultados inferiores.
En el ámbito local la prueba de bachillerato era hasta ahora la forma de medir la calidad de la educación y esta medición también refleja un deterioro en el sistema educativo.
Este año la promoción bajó en más de un 1% en relación con 2010. De 35.467 que jóvenes presentaron exámenes, 23.739 se graduaron y el resto perdió una o varias materias, siendo matemáticas y estudios sociales, las pruebas en que disminuyó la promoción, mientras que el resto presentaron pequeños repuntes.

Johnny Castro
jcastro@larepublica.net
Ver comentarios