Enviar
Viernes 7 Enero, 2011

Educación ambiental impostergable

Me quiero unir al llamado que le hace Alexander Bonilla Durán al Ministerio de Educación en el Foro de LA REPUBLICA del 28-12-10, donde pide que se incluya en escuelas y colegios la educación ambiental y que los Parques Nacionales se abran gratuitamente a la niñez y a la juventud.
Una de las cosas que más llaman la atención cuando se visita alguna edificación histórica en Europa (un muro alrededor de una ciudad, un anfiteatro, el Canal du Midi, una catedral, un acueducto romano, etc.), es ver en ellos los muchos grupos de escolares guiados por sus maestros(as), quienes les explican con lujo de detalles todo lo referente a aquella grandiosa obra.

Lo mismo debería suceder en Costa Rica. Claro, comparando, aquí la cantidad de monumentos históricos es muy reducida. A cambio, el 25% de nuestra superficie está declarada como Parque Nacional, Refugio Silvestre, etc., de una gran importancia para la humanidad y de una exuberante belleza y biodiversidad, algo que espero preservemos tan bien durante cientos de años como lo hacen los viejos continentes con sus monumentos y bellezas naturales.
Nuestro planeta ha sido y está siendo muy maltratado, a nivel mundial. Para crear conciencia, me queda muy claro que debemos empezar con la niñez y la juventud, y… con sus educadores. Así, ellos se encargarán de hacer los ajustes necesarios para mantener un mundo digno en el cual vivir. Nosotros no hemos podido… o mejor dicho, no hemos querido. Sigue habiendo más carros sin soluciones en transporte masivo y eficiente, sigue creciendo desmesuradamente el consumismo a sabiendas de que mucho es innecesario y de que la existencia de materias primas es limitada, sigue llegando a ríos, mares, playas y basureros municipales cada vez más material de empaque y artefactos dañinos, no reciclados, no reciclables, no biodegradables, sigue llevando la batuta el dinero sin visión global, etc.
Las cumbres ambientalistas se han caracterizado por mucha habladera y excusas, por no lograr consensos ni planes precisos y por haber logrado avances mínimos. En 2012 será en Costa Rica, liderada por la costarricense Cristiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático. ¿Qué les parece a nuestros gobernantes la idea, de no solo llevar planes a dicha cumbre sino algo tangible, como el hecho de que en Costa Rica ya se ha incluido en la enseñanza primaria y secundaria (y ojalá universitaria) la materia medio ambiente y que existe un perfecto cronograma para lograr el compromiso de ser neutral en dióxido de carbono a partir de 2021? Solo así crece el poder de convencimiento. Hay disponible más de un año para realizarlo.
Por cierto, qué lindo sería que los educandos vieran en los Teñideros de Río Celeste una tabla donde se explique en 2-4 idiomas qué es lo que hace que se tiña el agua, qué temperatura tiene la laguna, qué microorganismos o animales viven en ella, etc. ¡Feliz Año Nuevo!

Alf Giebler - Consultor
[email protected]