Educación dual beneficiaría a estudiantes y empresas
Enviar

Colaboró Esteban Arrieta

El entorno político es poco favorable, ya que los sindicatos del sector educativo califican a la educación dual como una pantalla, detrás de la cual los patronos explotarían a los jóvenes, mientras despiden a una gran cantidad de empleados actuales.


Sin embargo, la educación dual bien regulada ayudaría a miles de jóvenes a prepararse para un futuro digno y bien remunerado, sin perder del todo la preparación académica.

Tampoco se trataría de quitarle ningún fondo al sistema de educación público.

El régimen educativo actual incluye opciones exitosas como los colegios técnicos y el INA.

Sin embargo, no hay razón por la cual el sistema no se expanda para aprovechar la gran cantidad de talento, que se encuentre en el sector privado, sobre todo si se toma en cuenta que el sistema actual no ofrece una solución adecuada para muchos jóvenes, ya que un tercio no logra graduarse, mientras la tasa de desempleo entre ellos supera el 20%.

En las siguientes secciones de este análisis, LA REPÚBLICA propone un modelo para la educación dual, que toma en cuenta las dudas de los sindicatos, a la vez que ofrece opciones prácticas tanto los para jóvenes como para patronos:


El modelo

La educación dual ideal le permite al joven obtener el bachillerato, al cumplir un curso académico de medio tiempo, mientras dedica la otra mitad del tiempo al aprendizaje de un oficio, dirigido por un maestro debidamente calificado.

Con este programa, el estudiante tendría los requisitos para ir a la universidad en un futuro determinado, si quisiera, así como para una preparación práctica, que le ayude a encontrar un puesto de trabajo bien remunerado.

Las normas del Código de Trabajo no se aplicarían al programa de aprendizaje; sin embargo, el joven contaría con la protección de un seguro de riesgo de trabajo, mientras que podría negociar una compensación básica, que incluya viáticos y dietas.

Bajo este esquema, el patrono tendría la oportunidad de entrenar a un costo razonable a una persona, que en el futuro podría transformarse en un valioso recurso.


El reto

Uno de los principales retos en el desarrollo de un régimen de educación dual, es crear un sistema de certificación de profesores, ya que se trataría de cientos de posibles oficios.

Sin embargo, es algo hecho en varios países del mundo, así que existen los modelos.

Un ejemplo es el que hay en varias provincias de Canadá, incluida la más grande: Ontario, cuyo Programa de Aprendizaje Juvenil (Youth Apprenticeship Program) ofrece enseñanza práctica de medio tiempo en unos 300 oficios, en áreas de construcción, industria, motores y servicios.

Como parte del proceso de certificación, sería productivo que haya colaboración entre sindicatos y cámaras empresariales, aprovechando sus aportes respectivos.


Las opciones

Hay varias formas de educación práctica, cada una con sus fortalezas y debilidades.

En Costa Rica, el INA ofrece unos 1.200 cursos, en las áreas agropecuaria, metalmecánica, industria alimentaria y turismo.

Otra opción es la de matricularse en uno de los 110 colegios técnicos públicos.

Sin embargo, no hay ninguna razón por la cual estas iniciativas no sean acompañadas por la educación entre el aula y una empresa, en la que el joven experimentaría las condiciones reales laborales, con la posibilidad de escoger entre una gran cantidad de oficios.


La regulación

Para asegurar que el patrono no cometa abusos, al poner a dos jóvenes a hacer un trabajo básico, medio tiempo cada uno a bajo costo, mientras ahorra un puesto completo al prescindir de un empleado compensado normalmente, podría haber una supervisión del proyecto, compartida por representantes tanto de los sindicatos como del sector privado.


La situación actual

En los últimos cinco años, la tasa de desempleo promedio se ha mantenido en casi la cuarta parte, entre las personas de 15 a 34 años de edad.

Además, unos 30 mil alumnos desertan al año, en parte porque se considera que no se les prepara adecuadamente para el futuro, mientras que un tercio no logra graduarse del colegio.


Poco trabajo

La tasa de desempleo entre la gente joven duplica la del nivel nacional (datos de personas de 15 a 34 años de edad, expresados en porcentajes, de acuerdo con el INEC).

201704241700390.530-recuadro.jpg


Alta deserción

Casi un tercio de los jóvenes que inician el colegio no obtiene el bachillerato (porcentaje promedio de la tasa de deserción de los últimos dos años, de acuerdo con el Ministerio de Educación).

31


Sí y no


La colaboración entre patronos, sindicatos y Gobierno impulsaría un programa de educación dual que genere beneficios tanto para los jóvenes como para la economía.

Sin embargo, actualmente existe una fuerte discrepancia entre las posiciones respectivas de los sindicatos educativos por un lado, y las cámaras empresariales.


Dennis Whitelaw
Presidente
AmCham
La nueva modalidad de educación dual contribuirá a disminuir la alta tasa de desempleo que experimenta el país, además de garantizar la formación de un mayor número de técnicos en áreas estratégicas.

Franco Arturo Pacheco
Presidente
UCCAEP
La formación dual no es una relación laboral, sino que debe ser entendida como una opción de aprendizaje, especialmente para los jóvenes. Hay sectores que no han entendido el concepto.

Alonso Elizondo
Director ejecutivo
Cámara de Comercio
El objetivo de este proyecto es lograr la creación de oportunidades para todos, sin distinción ni exclusiones, por lo que debería comprender la participación de todas las instituciones educativas.

No


Gilberto Cascante
Presidente
ANDE
Es un programa cerrado donde prácticamente llevan un currículum académico totalmente distinto, que les cierra las posibilidades de ser profesionales en la vida y los convierte en mano de obra barata en corto plazo.

Ricardo Molina
Presidente
APSE
Con este proyecto tenemos la pérdida de puestos de trabajo, así como el debilitamiento de la calidad de la educación, ya que los jóvenes que opten por este modelo, difícilmente regresen a la formación académica.

Ver comentarios