Enviar
Edificios verdes pueden certificarse
Multifrio, empresa cuyo director general Salo Ponchner, es socia fundadora en Costa Rica del Consejo de los Edificios Ecológicos y Sostenibles

¿Qué debe tener un edificio para que sea amigable con el ambiente?

La certificación depende de un sistema de puntaje, con un máximo de 110 puntos. Los puntos se obtienen en temas como Desarrollo y Sostenibilidad, Eficiencia en el Consumo del Agua, Energía y Atmósfera, Materiales y Recursos, Calidad del Aire Interior, Proceso e Innovación en Diseño, Bonos Regionales. Se certifican proyectos que tengan entre 40 y 90 puntos. La categoría plata va de 50-59 puntos, La categoría Oro de 60-79 y la Platino de 80 o más puntos.

¿Quiénes son los beneficiados?
Los usuarios de los edificios que tienen una operación mucho más eficiente y barata, con mucho mejor salud para los usuarios del edificio por la calidad del agua y del aire. Se benefician los inversionistas que reciben mejor retorno sobre su inversión y finalmente se beneficia la sociedad como un todo porque se cuidan los recursos naturales como el agua y la electricidad, se evita la contaminación, se emiten menos gases de efecto invernadero, etc.

¿Cuál es el objetivo del Consejo?
Establecer lineamientos para la construcción de nuevas edificaciones, con el fin de que estos gasten menos energía y exista menor impacto ambiental. Además brinda la certificación de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED por sus siglas en inglés) que garantiza que los edificios en su proceso de construcción y posterior operación cumplen con los estándares establecidos.

¿Cómo se benefician los edificios con la certificación?

Los edificios certificados alcanzan ahorros energéticos del 25-50%, un 40% de disminución en el consumo de agua potable, mucha menor producción de anhidrido carbónico y otros gases que incrementan el efecto invernadero, mejoran el retorno de la inversión hasta en un 7% y una reducción en su costo de operación hasta de un 9%.

¿Cuánto cuesta la certificación de edificios verdes?

El costo aproximado no supera los $30 mil; sin embargo, se requiere asesoría profesional desde que se está planeando el edificio para obtener la certificación. Al final, hay un ente auditor que verifica el cumplimiento con la propuesta que plantea el desarrollador del edificio.

¿Cuánto tiempo se tarda en obtener la certificación?

El tiempo de auditoría es de unos pocos días, donde se verifica que el desarrollador cumplió con la propuesta que presentó al capítulo de Costa Rica.

¿Cuánto tiempo es válida esta certificación?

Se expide por un año, pero es renovable.

¿Ante quién tiene validez?
Es reconocida por gobiernos, por el Banco Mundial, por los fondos verdes de todo el mundo, organismos financieros, etc. Es de una aceptación muy universal en todo el mundo. El Gobierno de Estados Unidos está estimulando fuertemente la remodelación de escuelas, colegios, edificios gubernamentales, complejos habitacionales públicos para que logren certificarse LEED. El objetivo del Gobierno de Estados Unidos es que en diez años todas las instituciones públicas estén certificadas. La Versión 3 de LEED fue publicada en 2009 y permite certificar nuevas construcciones comerciales, edificios existentes, “core and shell”, o sea edificios que se entregan en obra gris, escuelas, colegios, hospitales y que se está trabajando para la certificación para residencias y otra, para urbanizaciones.

¿Es reconocido por el Ministerio de Ambiente?

En Costa Rica hay que hacer todo el trabajo de certificar materiales con el Ministerio de Energía y Ambiente para lograr bonificaciones y ventajas para estos edificios.

¿Qué tipo de edificios y construcciones puede ser certificado?
Prácticamente cualquier edificio que se vaya a construir o que se vaya a remodelar se puede certificar, siempre y cuando cumpla con las normas y gane los puntos necesarios.

¿Cómo es un edificio enfermo?

Un edificio enfermo es aquel en que se “envicia” el aire, o sea, que no se diseñó bien el sistema de aire acondicionado y el sistema de ventilación y por lo tanto, el edificio empieza a acumular microbios y otros contaminantes tales como hongos, esporas, bacterias, virus, ácaros, polvo, polen, bioaerosoles, compuestos orgánicos, etc. Los edificios se vuelven saludables si se diseñan e instalan sistemas de filtración del aire adecuados y si se inyecta la cantidad adecuada de aire fresco para evitar los problemas de salud de las personas que habitan estos edificios; a esto se le llama internacionalmente, una buena calidad del aire interior.

Vanessa Chaves
[email protected]
Ver comentarios