Enviar

EDITORIAL ESPECIAL

Edén

San José podría ser un edén.
El clima es el mejor del mundo.
La gente es educada y amable.
Hay muchos lugares bonitos comerciales, y de recreo.
Transformar la capital en un paraíso urbano, además no costaría mucho, y rendiría muchos beneficios.
No se puede hacer todo de una vez.
Lo más sencillo es hacerlo por partes.
Una de las áreas con mayor potencial es Barrio Amón, donde podría haber nuevas oficinas, y atractivos departamentos residenciales, así como albergues y otros lugares turísticos.
El ancla del proyecto sería el Parque Bolívar, que con poco esfuerzo podría transformarse en un magnífico jardín botánico.
Actualmente, el parque consiste mayoritariamente en un zoológico, donde siguen enjaulados varios animales en condiciones crueles, al cual cada año por cierto va menos gente.
La zona ya cuenta con varias bonitas galerías y buenos restaurantes.
Otros atractivos del área incluyen el Parque Nacional, la Estación del Atlántico, la Antigua Aduana, convertida en un centro de ferias y un teatro, así como el Centro Nacional de la Cultura en la antigua Fábrica Nacional de Licores.
Al sur de Amón se encuentran los barrios La California y Dent, que también podrían transformarse en centros de oficinas, hoteles y apartamentos.
Ambas zonas ya cuentan con muchas hermosas casas, donde más gente querría vivir.
Uno de los principales problemas para que San José evolucione es la inseguridad.
El costo sería cómodo por mantener una policía de la zona, para asegurar a la gente que pueda pasear no solo en el día, sino también en la linda noche mesoamericana.
Sin embargo, no ha sido posible crear una fuerza de seguridad pública, que opere solamente dentro de una zona determinada.
Tampoco es fácil obligar a la gente que vive y trabaja en la zona, a colaborar con el costo de un servicio privado.
A menudo sucede que algunos vecinos rehúsan colaborar, sea porque les parezca que su cuota es desproporcionadamente alta, o por simple pereza.
Hasta ahora, no ha sido posible encontrar una solución a este problema.
Sería necesario también, que la municipalidad que por cierto está haciendo varios bonitos proyectos de urbanización así como las autoridades de turismo, cuenten con una visión más amplia, acerca de lo que se pueda hacer con San José.
Estamos lejos todavía de un edén.
Pero el camino existe, para llegar.


Ver comentarios