Enviar

Las tallas únicas no existen en los mercados financieros

Algunas de las preguntas más frecuentes que se reciben en la Oficina de Atención al Inversionista de la Sugeval son: ¿cuál es la mejor opción de inversión en este momento?, ¿es mejor invertir en dólares o colones?, para citar un par de ellas.
Como reguladores del mercado no podemos aconsejar en qué producto o dónde invertir, pero sí les comentamos que sus interrogantes equivalen a considerar que existe una talla única en el mercado financiero. También hacemos hincapié en la necesidad de conocerse a través del perfil del inversionista, que sería algo así como el mecanismo para conocer la talla de su camisa financieramente hablando.
Los mercados de valores ofrecen una amplia gama de productos financieros. El perfil del inversionista es simplemente el conjunto de características que hacen que un producto financiero encaje mejor en un inversionista que en otro, y tiene que ver con:
• Objetivos y horizonte de inversión: se trata de la finalidad que se va a dar a la inversión, por ejemplo, para hacer un viaje, para la universidad de los hijos, para el retiro, etc. Dicho objetivo determinará también el plazo durante el cual se realice la inversión.
• Actitud hacia el riesgo: responde fundamentalmente a la pregunta ¿cuánto estoy dispuesto a perder de mi capital?; ¿estoy dispuesto a perder con la expectativa de ganar más?
• Experiencia en inversiones: si ya ha invertido previamente a través del mercado de valores o en determinados productos financieros o si lo hace por primera vez.
• Cualquier otro elemento que el inversionista manifieste y sea relevante para la toma de decisiones de inversión.
Los puestos de bolsa y las sociedades administradoras de fondos de inversión cuentan con personal especializado que, mediante un instrumento diseñado para ello, le guiarán en la selección de los productos financieros que se ajusten mejor a sus características como inversionista; de la misma forma en que podemos encontrar en las tiendas una camisa que se ajusta mejor a cada necesidad.
De manera que el paso obligado para abordar el mundo de las inversiones es conocerse como inversionista. Para ello, usted debe proporcionar y mantener actualizada toda la información que requerida para obtener dicho perfil. La siguiente etapa es una constante y tiene que ver con informarse en todo momento sobre lo que ocurra con sus inversiones, pero más importante que esto es no invertir en nada que usted no comprenda, ni dejarse presionar para que tome una decisión de inversión. No renuncie a sus derechos como inversionista y recuerde que usted es el último responsable de lo que ocurra con su dinero.

Eddy Rodríguez, intendente de Sugeval
[email protected]
Ver comentarios