Enviar

Correa espera aprovechar auge de financiamiento externo para los emergentes

Ecuador emitirá bonos

Vuelve a los mercados después de ocho años de ausencia

201302172025350.in4.jpg
Con una emisión de al menos $200 millones, Ecuador planea volver a emitir deuda internacional, luego de que la última emisión fuera realizada en 2005 y que en 2008 suspendiera los pagos a su deuda externa en dos ocasiones.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, que calificó a los bonistas internacionales de “verdaderos monstruos” cuando entró en cesación de pagos de US$3.200 millones de deuda en 2008, se prepara para volver a los mercados de crédito del exterior.
El plan de emisión es que el fondo de pensiones estatal logre colocar por lo menos $200 millones de bonos preludio de la primera oferta soberana internacional de Ecuador desde 2005, según Walter Spurrier, director de la empresa de investigación económica de Guayaquil Grupo Spurrier. El rendimiento de los $650 millones de pagarés en dólares con vencimiento en 2015, el único bono extranjero del país sin problemas de recupero, cayó 0,99 puntos porcentuales, al 8,08%, en los últimos dos meses. Esto contrasta con un aumento promedio de 0,28 puntos porcentuales para la deuda de los gobiernos de mercados emergentes.
Correa, que probablemente sea reelecto el 17 de febrero, busca aprovechar un auge récord de la deuda de alto rendimiento que ha permitido a varios países, de Bolivia a Zambia, vender bonos para financiar un aumento del 167% en el gasto. Ecuador, cuya calificación B de Standard Poor’s está cinco niveles por debajo del grado de inversión, sería el país menos solvente en vender deuda en el exterior desde que Líbano, que tiene la misma nota, emitió $500 millones de bonos con vencimiento en 2023 con un rendimiento del 6% en noviembre.
“El gobierno quiere volver al mercado, aún más después de ver el interés que hay en países riesgosos como Bolivia”, explicó en una entrevista desde Guayaquil Spurrier, entre cuyos clientes se cuentan JPMorgan Chase y el Fondo Monetario Internacional. Al utilizar el fondo de pensiones para vender bonos, “es como si estuvieran probando la temperatura del agua con la punta del pie”, agregó.
Los funcionarios del Ministerio de Economía y la división de préstamo del fondo de pensiones estatal de Ecuador, Biess, están en conversaciones con Citigroup Inc. y JPMorgan para vender la deuda en los mercados internacionales, dijo el máximo responsable ejecutivo, Efraín Vieira, en una entrevista del 28 de enero.
“Esta no va a ser una emisión independiente sino una emisión coordinada con diferentes organismos del gobierno”, señaló Vieira, de 48 años. “Biess y el gobierno deben acordar una tasa de interés conveniente porque, si yo fijo una tasa solo en los mercados internacionales, podría generar ruido innecesario”.
Vieira, que administra $9.530 millones para los jubilados del país, explicó que Biess busca un rendimiento del 6,5%, por debajo del 7% al 7,5% que, según los bancos, podría obtener.
Aunque Ecuador tendrá dificultades para convencer a los inversores de confiar en el país después de entrar en suspensión de pagos dos veces en una década, la demanda mundial de activos de más alto rendimiento significa que el gobierno probablemente encuentre compradores dispuestos a correr el riesgo, dijo Carl Ross, director gerente de Oppenheimer Co. Los inversores probablemente exijan un rendimiento de por lo menos 10% para un bono soberano a diez años, añadió.

Nathan Gill/ Bloomberg News
 

Ver comentarios